Mani-FIESTA-ción ‘Somos Mar’, este sábado en Santa Cruz a las 11:00 horas

Mani-FIESTA-ción ‘Somos Mar’, este sábado en Santa Cruz a las 11:00 horas

Convocada y organizada por ‘Juventud por el Clima’ con la colaboración de la ‘Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza’ (ATAN), y apoyada por colectivos medioambientalistas como ‘Greenpeace’, ‘Ben-Magec Ecologistas en Acción’, ‘Coordinadora Medioambiental Canaria’ (CMC) y ‘Atlántica Simbiosis’, este sábado 6 de julio lleva a cabo en Santa Cruz de Tenerife una Mani-FIESTA-ción que bajo el lema ‘Somos Mar’ nos da la oportunidad de salir a la calle por lo que le está ocurriendo a nuestros océanos, por el irrespetuoso e intolerable trato que le estamos dando a nuestra costa y a sus habitantes en forma de vertidos de aguas residuales, construcción de infraestructuras innecesarias, muerte de cetáceos por colisión con embarcaciones, etc.

La concentración será a las 11:00 horas en la antigua estación Jet-Foil de Santa Cruz, desde donde la mani-FIESTA-ción transcurrirá por la Avenida de Anaga hasta la Plaza de España acompañando a la ballena Esperanza’ con actividades festivas (música, teatralizaciones, etc.) para celebrar su vida y escuchar un mensaje muy importante que ésta quiere transmitir a l@s asistentes acerca del cuidado a su hogar: El Mar.

ACOMPAÑANDO A LA BALLENAESPERANZA’

La ‘sobrepesca’, los ‘vertidos de aguas residuales’ sin control, la ‘contaminación’ marina y la ‘subida de temperatura’ ha provocado que en unas pocas décadas los mares de Canarias hayan perdido el el 90% de los peces y entre el 70-80% de las algas.

Respecto a la ‘sobrepesca’, puede resultarnos sorprendente saber que es la fuente que causa más daños, y más irreversibles, a la biodiversidad marina (más que los causados por los vertidos del petróleo) como consecuencia de la actuación de flotas pesqueras con una enorme capacidad de captura y almacenamiento.

Resultado de imagen de juventud por el clima tenerife

Si a ello unimos el ‘vertido de plásticos’, que es un material que ahoga a los peces al llenar su estómago y morir por inanición porque la comida que ingieren no llega a entrar, tenemos un panorama terrible para la humanidad, pues vivimos de la naturaleza.

Los ‘microplásticos’ que el mar arrastra a las playas de Canarias llegan a la costa cargados con hasta 81 contaminantes químicos diferentes que han absorbido del agua, en concentraciones a veces miles de veces superiores a las de su entorno, y que pueden transferir a la cadena alimentaria. Investigaciones sobre las implicaciones de la marea de basura que inunda los océanos llevan tiempo advirtiendo del peligro que comportan los plásticos, no sólo por su propia composición, sino también por su capacidad para absorber y acumular otros contaminantes, desde hidrocarburos hasta pesticidas.

Cada año se arrojan al mar hasta 12,7 millones de toneladas de plásticos que no se degradan, sino que se fragmentan y fragmentan a lo largo del tiempo hasta quedar reducidos a partículas de tamaño milimétrico, susceptibles de ser ingeridas por el plancton y los peces, significando la principal amenaza para la flora y fauna marinas. En Canarias, debido a que estamos expuestos a una de las corrientes principales que conforman el giro oceánico del Atlántico Norte, cada marea deja un promedio de 120 gramos de microplásticos por metro cuadrado de arena. Si seguimos esta tendencia, para el 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

Resultado de imagen de el mar

El plástico que ingerimos a través del pescado que comemos acaba en nuestro tracto digestivo. Lo que importa ahora es conocer qué efecto tienen los contaminantes químicos que se quedan pegados a las micropartículas de plástico. Es como la arena que queda adherida a una pelota mojada. Pequeñas partículas de mercurio y metales pesados que podrían desprenderse y entrar en nuestro torrente sanguíneo. Y a pesar de que esto todavía está por estudiar más profundamente, sin embargo sabemos que el veneno mata, aunque el efecto que tiene cuando lo tomamos constantemente en una cantidad muy pequeña sea una incógnita y, por tanto, un peligroso riesgo, como es el caso.

Además, estamos sometiendo a los cetáceos, que en Canarias tienen una gran variedad de representantes tanto residentes como de paso (al menos 30 especies han sido identificadas) que la convierten en uno de los lugares del mundo con más diversidad y el mayor de Europa de esta especie, a un continuo ‘maltrato’ no sólo derivado de la contaminación sobre todo de plásticos sino de los barcos que los mutilan al cruzarse en sus vías de paso y no aplicarse el protocolo de protección que para estos casos establece la UE.

Avanzamos a un ritmo acelerado hacia el mayor de los problemas: la pérdida de biodiversidad. Las especies desaparecen a un ritmo más rápido de lo normal, hasta el punto de que los expertos ya hablan de la sexta gran extinción en masa, y aunque siempre ha habido modificaciones en el clima sin embargo ahora se está produciendo tan deprisa que los animales y las plantas no tienen tiempo de adaptarse a un cambio tan rápido.

En Canarias, además de los treinta mil buques que anualmente visitan el conjunto de nuestros puertos, existe un tráfico de paso entre las islas que genera contaminación de todo tipo: de hidrocarburos, acústica por el ruido de máquinas y propulsores marinos, de emisiones atmosféricas, etc., que además suponen un potencial de accidente con consecuencias incalculables.

Resultado de imagen de somos mar

Por todo ello, acompaña a la ballena ESPERANZA este sábado 6 de julio a la mani-fiesta-ción ‘Somos Mar’ que, a partir de las 11:00 horas, transcurrirá desde la estación del Jet-Foil hasta la Plaza de España.

La organización invita a l@s participantes a customizarse con un paraguas en forma de medusa, una pamela con mar… Dando rienda suelta a la imaginación y plasmando la temática marina.

Porque cuidar la vida de los océanos es cuidar nuestra vida, acude este sábado a la mani-FIESTA-ción con ganas de divertirte.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *