Top Ad

Día de San Valentín: ‘Enamórate en Granadilla’

Día de San Valentín: ‘Enamórate en Granadilla’

Dice la Wikipedia:

« En la Antigua Roma, las fiestas lupercales, también llamadas simplemente Lupercales o incluso Lupercalia, se celebraban ante diem XV Kalendas Martias, lo que equivale al 15 de febrero. Su nombre deriva supuestamente de lupus (lobo, animal que representa al dios Fauno, que tomó el sobrenombre de Luperco), y de hircus (macho cabrío, un animal impuro).

Cada año se elegía de entre los miembros más ilustres de la ciudad a una congregación especial de sacerdotes, los Lupercos o Luperci (Sodales Luperci, “amigos del lobo”). Debían ser en su origen adolescentes que durante el tiempo de su iniciación en la edad adulta sobrevivían de la caza y el merodeo en el bosque. Era por aquel entonces un tiempo sagrado y transitorio en que se comportaban como lobos humanos. Se reunían el 15 de febrero en la recién encontrada gruta (más tarde llamada Ruminal, en honor a Rómulo y Remo) del monte Palatino (la colina central en donde, según la tradición, se fundó Roma). Según la tradición, fue en este lugar donde Fauno Luperco, tomando la forma de una loba, Luperca, había amamantado a los gemelos Rómulo y Remo, y en cuyo honor se hacía la fiesta. También cuenta la tradición que allí había una higuera cuyas raíces habían detenido la cesta en cuyo interior se encontraban los gemelos Rómulo y Remo.

Bajo la sombra de esta venerable higuera, llamada Ruminales, comenzaba la fiesta con una ceremonia oficiada por un sacerdote en la que se inmolaba una cabra. Después ese mismo sacerdote tocaba la frente de los luperci con el cuchillo teñido con la sangre del sacrificio y a continuación borraba la mancha con un mechón de lana impregnada en leche de cabra. Éste era el momento en que los lupercos prorrumpían en una carcajada ritual. A continuación se formaba una procesión con los lupercos desnudos que llevaban unas tiras o correas hechas con la piel de la cabra recién inmolada y con ellas azotaban manos y espaldas de las mujeres que encontraban en el camino dispuestas a ser parte de la ceremonia; era el ritual para la fecundidad. Se consideraba además que esto era un acto de purificación, la así denominada februatio. »

En el año 494 el Papa Gelasio I prohibió y condenó la celebración pagana de las ‘Lupercales’. Quiso cristianizar esta festividad y la sustituyó por el 14 de febrero, fecha en la cual murió martirizado un cristiano llamado Valentín. Las ‘Lupercales’ se transformaron entonces en una ‘procesión de candelas’ en la que, mediante cánticos y letanías, se pedía la misma protección contra la muerte y la fertilidad que procuraba Fauno Luperco, pero ahora elevadas a esperanzas de una vida y salud mucho más alta. Esta ‘procesión de las candelas’ consiguió desterrar el rito pagano de las ‘Lupercales’ con mucha más efectividad que todas las prohibiciones anteriores.

La festividad de San Valentín fue celebrada desde entonces por la Iglesia católica cada 14 de febrero según el calendario litúrgico tradicional, pero fue borrada del calendario eclesiástico en el año 1969 como parte de un intento por eliminar santos de un origen posiblemente legendario, aunque siguió siendo celebrada localmente por algunas parroquias.

En 2014, el Papa Francisco decidió participar de nuevo de la celebración de San Valentín, en un intento por devolverle el sentido religioso a esta festividad surgida en principio para contrarrestar a las paganas ‘Lupercales’.

La Agencia de Empleo y Desarrollo Local y las asociaciones empresariales del municipio han diseñado una campaña para incentivar y animar a l@s ciudadan@s a realizar sus compras en los establecimientos de Granadilla de Abona con motivo de la celebración del Día de San Valentín este miércoles 14 de febrero, invitándonos a celebrar este “romántico momento” aprovechando la amplia oferta de productos y servicios disponible en el municipio (una cena romántica, un paseo por Las Vegas, ese anillo “tan esperado”, una copa de vino al atardecer, su libro favorito…) bajo el lema ‘Enamórate en Granadilla’ y sugerentes frases como ‘Haz que cada día se enamore de ti’.


El Día de San Valentín ‘Enamórate en Granadilla’.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *