Top Ad

Sobre la 2ª pista del Aeropuerto Tenerife Sur – Reina Sofía (y V)

Sobre la 2ª pista del Aeropuerto Tenerife Sur – Reina Sofía (y V)

(…Continuación)

Ya en 2010, cuando desde el Gobierno de Canarias (Coalición Canaria + Partido Popular) se reclamaba al Gobierno Central que procediera a la construcción de una segunda pista en el Aeropuerto del Sur, organizaciones como Izquierda Unida Canaria (IUC) se manifestaron abiertamente contrarias a esa decisión que calificaban de ‘injustificable’ y de ‘despilfarro’ su coste económico, según lo dieron a conocer en un comunicado emitido el 29 de abril de ese año, que con el título IUC rechaza el despilfarro de la segunda pista del Aeropuerto del Sur’ hemos extraído de la web iutenerife.org, en el que decía:

« Izquierda Unida Canaria expresa su más rotundo rechazo a la decisión de Coalición Canaria y Partido Popular de instar al Gobierno de España a despilfarrar 191.5 millones de euros en otra pista para el Aeropuerto del Sur de Tenerife. Es inaceptable dilapidar semejante cantidad de millones de euros en el contexto de carencias en sanidad, dependencia, educación y empleo que tiene Canarias y, además, en plena crisis económica.

IUC considera injustificable que, mientras el Aeropuerto de Gatwick, en Londres, mueve 35 millones de viajeros al año con una sola pista, el Aeropuerto del Sur necesite dos pistas para mover menos de 8 millones. Esto, sin tomar en cuenta que el Aeropuerto de los Rodeos ya tiene la segunda pista de Tenerife.

Asimismo, señala IUC, en los diez años transcurridos entre 2000 y 2009, el Aeropuerto del Sur perdió 1.7 millones de pasajeros, al pasar de 8.8 millones a 7.1 millones, es decir, en el último de esos años hubo un 19.6% menos de viajeros que en el primero de esos años. Y ello no se debe sólo a la crisis puesto que, en los últimos diez años, hubo seis años en los que descendió el número de viajeros, tres en los que aumentó y uno de estancamiento.

Para IUC, los datos demuestran que las proyecciones de crecimiento del tránsito de viajeros para el Aeropuerto del Sur son absolutamente falsas, que aunque éstas se cumplieran no haría falta otra pista y que, en cualquier caso, el aeropuerto fue usado por menos pasajeros en 2009 que en 1994. La formación de izquierdas advierte que la construcción de una segunda pista en el Aeropuerto del Sur supondría desviar fondos públicos para beneficiar a empresarios de la construcción y que, asimismo, el posicionamiento del denominado Parlamento de Canarias expresa la profunda degradación moral y política en que se halla sumida lo que el poeta Pedro Lezcano describió como la Cámara más baja de nuestra democracia. »

izquierda-unida-canaria-logotipo-1

En este mismo sentido, y puesto que la construcción de la segunda pista tendría que disponer probablemente de financiación de la Unión Europea, el eurodiputado Willy Meyer, del grupo de Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL), presentó el 27 de julio de 2010 ante la Comisión de Peticiones de la que era coordinador, la siguiente pregunta con solicitud de respuesta escrita:

« Asunto: Construcción de la segunda pista del Aeropuerto del Sur de Tenerife (Islas Canarias, España)

En Tenerife está prevista la construcción de la segunda pista del Aeropuerto del Sur, a pesar de que no existe un incremento del tráfico aéreo que justifique la ejecución de las obras. Entre 2000 y 2009, hubo siete años en que la cantidad anual de pasajeros se redujo y únicamente dos en que creció en relación al año anterior. Cabe recordar que la isla de Tenerife ya cuenta con otro aeropuerto que todavía posee un gran potencial de crecimiento.

Además de suponer un despilfarro innecesario estimado en 190 millones de euros, este proyecto tendría consecuencias medioambientales por el consiguiente incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero y de otras sustancias contaminantes y por las emisiones acústicas del nuevo campo de vuelo, que afectarán a los habitantes de los municipios colindantes.

El artículo 9 de la Directiva 2002/49/CE sobre evaluación y gestión del ruido ambiental, la cual recoge un indicador de ruido común y un método común para medir y calcular el ruido en las inmediaciones de los aeropuertos, establece que «los Estados miembros velarán porque los mapas estratégicos de ruido que hayan realizado, y en su caso aprobado, y los planes de acción que hayan elaborado se pongan a disposición y se divulguen entre la población de acuerdo con la legislación comunitaria pertinente, en particular la Directiva 90/313/CEE sobre la libertad de acceso a la información en materia de medio ambiente».

Por ello, ante lo expuesto, ¿está la Comisión Europea al corriente del proyecto de construcción de la segunda pista del Aeropuerto del Sur de Tenerife? ¿Le consta a la Comisión si este proyecto cuenta con la Evaluación de Impacto Ambiental requerida?

¿Qué acciones ha emprendido la Comisión para garantizar el respeto de las Directivas 92/43/CEE del Consejo relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres y de las Directivas 2002/49/CE y Directiva 90/313/CEE?

Por último, ¿ha previsto la Unión Europea conceder fondos para financiar este proyecto? »

Drapeau sur carte d'Europe

El Sr. Potočnik, en nombre de la Comisión, respondía por escrito el 8 de septiembre de 2010 dirigiéndose a Willy Meyer lo siguiente:

« Las autoridades españolas presentaron el informe basado en los mapas de ruido del Aeropuerto del Sur de Tenerife (Islas Canarias, España), que está a disposición del público. La evaluación del informe muestra que los mapas de ruido cumplían los requisitos de la Directiva 2002/49/CE.

Las autoridades españolas presentaron asimismo los planes de acción relativos a los mapas de ruido. Dichos planes están siendo evaluados por los servicios de la Comisión. Hasta el momento, España ha cumplido las disposiciones de la Directiva 2002/49/CE.

La Directiva 85/337/CEE modificada (conocida como Directiva sobre la evaluación del impacto ambiental o Directiva EIA) estipula la realización de una evaluación de impacto ambiental en el caso de determinados proyectos públicos y privados. La Directiva EIA distingue entre los proyectos incluidos en el anexo I, que siempre deben someterse a dicha evaluación, y los proyectos incluidos en el anexo II, respecto de los cuales los Estados miembros determinarán, mediante un examen caso por caso y/o la aplicación de umbrales o criterios establecidos en la legislación nacional de transposición de la Directiva, si el proyecto debe ser objeto de una EIA.

Debe observarse que, en función de las características de este proyecto, puede entrar en el ámbito de aplicación del anexo I. En ese caso, la EIA será obligatoria. El procedimiento de la EIA garantiza que las repercusiones medioambientales de los proyectos se determinen y evalúen antes de que la autoridad competente los autorice.

Según la información disponible, parece que este proyecto se encuentra aún en una fase muy temprana. En tales circunstancias, la Comisión no está en condiciones de reconocer infracción alguna de la Directiva EIA en esta fase.

La Comisión recuerda que si existe la probabilidad de que un proyecto cause daños a un lugar incluido en la Red Natura 2000, debe llevarse a cabo una evaluación adecuada de conformidad con el artículo 6 de la Directiva 92/43/CEE del Consejo. La Comisión constata que el emplazamiento del proyecto mencionado en la pregunta no está incluido en la Red Natura 2000 ni parece estar situado cerca de ningún emplazamiento Natura 2000. A juzgar por la información aportada por Su Señoría, no hay razones para que la Comisión reconozca una infracción de la Directiva 92/43/CEE en esta fase.

Por último, en relación con la posible financiación de la UE para el proyecto, la Comisión no conoce ningún proyecto de este tipo, que no se menciona en ninguno de los documentos de programación a su disposición. Si se fuera a presentar más adelante, debería demostrar de todos modos las condiciones de su justificación económica. »

cest-logotipo-1

Por último, a raíz del mencionado incidente ocurrido el pasado 23 de noviembre con la avería de un avión de la compañía Norwegian en plena plataforma de despegue, que afortunadamente no tuvo consecuencias personales pero que supuso la paralización durante casi 5 horas del Aeropuerto Tenerife Sur y el desvío de miles de pasajeros, el Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife (CEST) reivindicó la construcción de la 2ª pista a través de un comunicado que el digital tribunadecanarias.es publicó con el título El CEST a favor de la construcción de la segunda pista del aeropuerto Tenerife Sur’, en el que decía:

« Según el colectivo, la dependencia del Turismo como principal motor económico de la Isla y del archipiélago en general, exige de las diferentes administraciones publicas un constante esfuerzo en el mantenimiento, adecuación y mejora de las infraestructuras existentes, así como importantes inversiones en obras nuevas que garanticen el crecimiento sostenible de la economía, la creación de empleo y la competitividad como destino turístico de primer orden.

El CEST afirma que “El Aeropuerto del Sur fue inaugurado en 1978, recibiendo cerca de un millón de pasajeros en su primer año, llegando en 2015 a más de 9 millones, de los que cerca del 92% son turistas. Durante estos casi 40 años ha sufrido varias remodelaciones en su terminal, con una ampliación reciente, mejoras de su oferta comercial y de restauración, pero que apenas han llegado a solucionar los problemas estructurales, de servicio y estéticos acumulados a lo largo de los años. Las colas y las incomodidades sufridas por los pasajeros son factores muy negativos para la imagen de nuestro destino y el menor incidente, como el recientemente ocurrido con la avería de una aeronave en plena pista, produce retrasos significativos en llegadas y salidas y las consiguientes pérdidas económicas y repercusión mediática negativa. La posibilidad de un cierre prolongado de la única pista de este aeropuerto podría traer consecuencias gravísimas para el sector turístico.”

Y prosiguen: “Pedir al Estado la construcción de una segunda pista es un ejercicio de responsabilidad y una obligación de los empresarios y de la ciudadanía en general, especialmente porque dependemos totalmente del tráfico aéreo para recibir a los turistas, pero también para nuestros desplazamientos personales”. »

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *