Reconocimiento a Jonathan García

Reconocimiento a Jonathan García

Después de haber pasado un periodo en la cárcel, Jonathan García González se marcó el reto de unir a nado las islas como una forma de recompensar el dolor causado a su familia. Tras haber unido a nado Lanzarote-Fuerteventura, La Gomera-Tenerife y el estrecho de Gibraltar, se propuso cubrir la distancia que hay entre Santa Cruz y El Médano con el objetivo de celebrar y dar a conocer de forma pública que “por fin ya es libre”. El pasado sábado 8 de noviembre, sobre las 17.30 horas cumplió ese reto recorriendo un total de 62 kilómetros en 31 horas, como punto y seguido de una historia de superación con un mensaje ejemplarizador que pronto se verá reflejado en un libro en el que Jonathan está trabajando.

Una vez repuesto y ‘feliz’ por haber conseguido su sueño, el pasado viernes 28 recibió un reconocimiento por parte del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, queriéndose asimismo con ello reconocer el trabajo de todos los responsables del plan de seguridad y el resto de colaboradores que participaron en ese reto por la libertad.

Esteban González y Marcos González, como responsables del Área de Deportes, y Ana Esther Flores Ventura, de Servicios Sociales, fueron los concejales encargados de recibir y felicitar  al joven nadador así como a los que directa o indirectamente pusieron su granito de arena para que Jonathan pudiera cumplir con su objetivo con todas las garantías de seguridad.

Jonhatan García 2

Jonathan García dio las gracias al Ayuntamiento de Granadilla de Abona y a todos y cada uno de los que le acompañaron en su recorrido, a los integrantes del dispositivo de seguridad municipal, a Cruz Roja y al resto de empresas y demás colaboradores.

Esta historia de Jonathan García tuvo su comienzo en 2005 cuando es acusado de un delito de lesiones tras una fuerte pelea con su hermano. Ese hecho, del que sin embargo se sintió profundamente arrepentido, le obligó a cumplir una pena de cárcel de tres años y seis meses. Cuando al poco tiempo de la pelea la sentencia se hizo firme, ambos chicos se arrepintieron de lo que habían hecho y el hermano de Jonathan trató de que la condena se redujera retirando la orden de alejamiento que había interpuesto. Pero ya era tarde, aunque fueron varios los años que pasó el nadador en libertad antes de que entrar en prisión.

Jonhatan García 1

A lo largo de todo el tiempo que estuvo en Tenerife II no perdió el tiempo y escribió, además, un libro completamente a mano: ‘La libertad de elegir’, un relato en el que el que plasma parte de su increíble historia, donde también incluye consejos para que los jóvenes tomen las decisiones acertadas y, sobre todo, para que jamás abandonen sus sueños. Y es que Jonathan también aprovechaba las horas que pasaba fuera del centro para acudir a colegios e institutos tinerfeños y narrar su historia a quienes quisieran escucharlo, tratando con ello de sacar el máximo partido a todas las cosas malas que le han ocurrido en su vida.

El mensaje que Jonathan quiere trasmitir es claro: «Cuando alguien se marca un objetivo, tiene que seguir su camino y nunca dejar un proyecto a medias». Y es que lo que el joven quiere es que la gente luche por sus sueños y que, sobre todo, estudien lo que más les gusta.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *