Top Ad

Los resultados de la construcción y puesta en funcionamiento del Puerto Industrial de Granadilla (I)

Los resultados de la construcción y puesta en funcionamiento del Puerto Industrial de Granadilla (I)

Tras la recepción de las obras de abrigo e inicial entrada en funcionamiento del Puerto Industrial de Granadilla el pasado 4 de noviembre, éste quedó disponible para -tal como había anunciado en su momento la Autoridad Portuaria- poder recibir las primeras unidades en atracar, entre las que se encuentran las plataformas petrolíferas que desde 2011 llegan a la isla para someterse a diversos trabajos de reparación y mantenimiento, que ascendía a ocho el número de las mismas que por esa fecha se encontraban fondeadas en el puerto de Santa Cruz. Las primeras plataformas llegaron, y con ellas parte de un dique flotante de 80.000 toneladas, 270 metros de eslora y 78 metros de manga que nos dejaron los Reyes Magos como imagen del Puerto Industrial a la que tendremos que acostumbrarnos en adelante si las cosas siguen el rumbo previsto por la mencionada Autoridad Portauria.

Esto, como lo fue en su momento la propia construcción del Puerto o el proyectado hotel de lujo previsto en La Tejita, ha sido motivo de gran controversia que ha supuesto la movilización de colectivos ciudadanos en contra de este tipo de propuestas como modelo de desarrollo socioeconómico para la isla. Por ello hemos considerado necesario realizar el presente reportaje que aclare el recorrido y las consecuencias que supone el ya inapelable inicio de actividades de atraque en el Puerto Industrial.

Hace unos años que el por entonces presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodríguez Zaragoza, dejaba claro la importancia de la puesta en marcha del Puerto Industrial de Granadilla y las actividades que en el mismo se desarrollarían mediante una entrevista publicada en la web de Radio Costa FM Tenerife Sur que, con el títuloTenerife: Granadilla quiere captar el negocio de las plataformas petrolíferas, decía:

« La entrada en funcionamiento del puerto de Granadilla supondrá un revulsivo para la creación de puestos de trabajo en el Sur de Tenerife. “Es un polo de desarrollo que no teníamos y que generará empleo, ya que abarcará desde plataformas petrolíferas, gasificadora, graneles, más todo lo que conlleva de remolcadores, estibadores, amarradores y la propia organización de la Autoridad Portuaria”, señala a este periódico en una entrevista el presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodríguez Zaragoza. Afirma además que “esta instalación marítima es un puerto que va a nacer y que hasta que no se consolide pasarán todavía unos años, pero que no se ha hecho para el gas solamente, sino también para otros tráficos portuarios”.

El presidente de la Autoridad Portuaria afirma que el muelle de Ribera de Granadilla, que estaba prevista su finalización para 2016 la hemos adelantado para el 2014 porque ya hay empresas que han pedido instalarse en los 300.000 metros de superficie como, por ejemplo, Cepsa para colocar los tanques de almacenamiento de reserva que le obliga la ley para la futura regasificadora.

Rodríguez Zaragoza señala que la idea de la Autoridad Portuaria es que, mientras se construye la regasificadora, el barco del gas puede amarrar en el muelle de Ribera y contar con una instalación en tierra. “El Cabildo, Petrogas y nosotros hemos presentado un proyecto a la Unión Europea y hemos obtenido un crédito de dos millones de euros para suministrar este combustible a los buques metaneros que lleguen al puerto de Santa Cruz, que, por cierto, se están remotorizando todos”, manifiesta Rodríguez Zaragoza.

Afirma que este proyecto tiene que estar terminado antes de un año para poder solicitar una nueva subvención para construir las infraestructuras necesarias para poner el gas en Granadilla, que, por tanto, sería lo primero que empezaría a funcionar en la infraestructura portuaria.

Cita como ejemplo que ya hay ferrys, que comunican Finlandia con Riga, debido a que en ambos puertos existe la posibilidad de suministrarse este combustible. “Nos hemos adelantado y tenemos que terminar en un año”, afirma rotundo.

Graneles

Otra de las oportunidades para el muelle de Granadilla es el movimiento de buques graneleros. En este sentido afirma que el Plan General de Ordenación Urbana de Santa Cruz fija diez años para que las empresas cementeras que están radicadas en el exterior del puerto, concretamente en la zona de María Jiménez, abandonen estas instalaciones. “Algunas ya se están mudando al Sur y ya tienen la obra terminada de tal manera que el cemento y el klinker ya se pueden trasladar aunque la obra esté semiterminada”, dice.

Otra de las razones para terminar la obra del muelle de Ribera es el “negocio próspero” que generan las plataformas petrolíferas que, como se sabe, están amarrando en Santa Cruz. Insiste en que en el Golfo de Guinea hay actualmente unas 179 plataformas que cada cuatro años tienen que pasar una inspección para comprobar su estado. “No queríamos dejar marchar este tipo de negocio que es muy potente”, destaca. Estas plataformas se dirigirán donde existan infraestructuras potentes que puedan llevar a cabo estas revisiones y reparaciones. “Están las instalaciones de Sudáfrica, Las Palmas y ahora las nuestras, pero los más cercanos somos nosotros”, señala a este diario.

Labor ardua

Conseguir que las plataformas estén en el puerto de Tenerife ha sido una labor ardua y muy trabajosa. Recuerda que durante tres años estuvieron acudiendo a la Feria de Houston, donde se acuerdan estos negocios, sin que los recibieran y además tampoco contábamos con talleres acordes con sus necesidades. Ahora hay empresas que cuentan con los certificados precisos para ejecutar estas revisiones y, además, han firmado un acuerdo con industriales de Vigo para echar una mano cuando sea preciso.

Ahora mismo hay un taller muy potente en el Dique del Este de Santa Cruz, con una inversión de 5 millones de euros, capaz de desarrollar estos trabajos. En breve pedirá a la Autoridad Portuaria la concesión de la autorización y, además, genera empleo con gente de aqui”, asevera. En el caso de que se necesitara algún tipo de formación la consejera de Empleo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Francisca Luengo, estaría “encantada” de prestar el apoyo correspondiente.

Por último, recuerda que el puerto de Granadilla ha ganado los nueve contenciosos judiciales que se han presentado contra la instalación portuaria, que tendría que estar en funcionamiento hace 15 años. “No sé si ha cambiado el no al puerto, pero sí que ahora, con el cambio de legislación, el que pierde el contencioso tiene que pagar”, afirma por último Rodríguez Zaragoza. »

La recepción de las obras de abrigo el pasado 4 de noviembre fue recogida por los medios informativos como eldigitalsur que, con el título Firmada el acta de recepción de las obras de abrigo del puerto de Granadilla’, decía:

« Actualmente se encuentra en ejecución el segundo tramo del Muelle de Ribera, lo que se traducirá en la materialización de otros 160 metros de muelle, con un presupuesto que supera los siete millones de euros y un plazo de ejecución de siete meses.

Las obras de abrigo del puerto de Granadilla recibieron el informe favorable del Ministerio de Fomento mediante la firma de la correspondiente acta de recepción, documento con el que se dan por finalizadas las ejecuciones citadas y posibilita la “apertura” de la infraestructura para comenzar a recibir sus primeros atraques.

Dicha rúbrica se formalizó a media mañana, tras la visita al puerto de Granadilla del inspector del Ministerio de Fomento desplazado a Tenerife al efecto, visita cursada junto con los responsables de Infraestructuras de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.

Las obras que nos ocupan han supuesto una inversión de 145.584.590,70 euros y han contado con financiación europea vía Fondos de Cohesión, ayuda que se ha materializado concretamente en 67 millones de euros.

Las obras de abrigo del puerto de Granadilla han consistido en la ejecución del contradique, con una longitud de 1.150 metros; del Dique Exterior, que longitudinalmente se prolonga en 2.512 metros; 160 metros de Muelle de Ribera con un calado de dieciséis metros y una explanada asociada de aproximadamente quince hectáreas. En lo que a lámina de agua o aguas protegidas se refiere se han generado, en cifras globales, 70,8 hectáreas.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior, quien también dejó su rúbrica en el acta de recepción, manifestó su satisfacción por la consecución de este objetivo, indicando que ya se trabaja en la organización de los necesarios servicios, desde prácticos hasta amarradores, pasando por la propia contratación de policía portuaria, para poder materializar los primeros atraques.

Melchior ya ha manifestado en diversas ocasiones que entre las primeras unidades en atracar en el nuevo puerto se encuentran las plataformas petrolíferas que llegan a la isla para someterse a diversos trabajos de reparación y mantenimiento, ascendiendo a ocho el número de las que a fecha de hoy se encuentran en fondeo en el puerto de Tenerife. »

Como reacción a este hecho, el pasado 6 de noviembre eldigitalsur publica el siguiente artículo que, con el título ‘Granadilla cambia su modelo turístico por las plataformas petrolíferas’, recoge un manifiesto de la Plataforma Ciudadana contra el Puerto Industrial de Granadilla:

« El municipio de Granadilla pretende cambiar su modelo de desarrollo basado en el turismo de calidad, los deportes náuticos y las playas y paisajes naturales por otro muy distinto, sucio y negro. Las plataformas petrolíferas, el tráfico de buques de graneles, gasificadora  e industrias.

No teníamos suficiente con el impacto que ha supuesto para la costa de Granadilla la construcción del puerto, con la destrucción del ecosistema marino, con las afecciones a la dinámica litoral, con las diarias emanaciones de azufre de la central de ENDESA, prohibido por la Unión Europea, con el calentamiento global y las microalgas, con los vertidos de aguas fecales al mar, con la construcción indiscriminada del territorio. Ahora pretenden meter las plataformas petrolíferas.

Hace tres días conocíamos los resultados de un estudio publicado en la revista del Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, un trabajo de investigación de la Universidad de La Laguna (ULL), el Centro de Investigaciones Ambientales del Atlántico, el Museo del Mar de Ceuta y la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, que documenta por primera vez en las islas Canarias la presencia de los corales Tubastrea coccinea y Oculina patagónica.

Según estas investigaciones y una anterior, de un equipo de investigación de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria publicada en la revista Journal of marine systems se demuestra como las plataformas petrolíferas (estructuras enormes que se desplazan por el océano comportándose como auténticos arrecifes artificiales) han traspasado a Canarias una notable cantidad de fauna tropical desde el año 2011, fecha en que empezaron a instalarse las plataformas en el Puerto de La Luz y de Las Palmas y en el puerto de Sta/Cruz de Tenerife, hasta el día de hoy, así como esos dos corales que han sido introducidos en las islas de la misma forma.

Explican que los corales se empezaron a expandir por los muelles y en el caso de la Tubastrea coccinea ha formado colonias hasta a 30 Km al sur de Las Palmas, en Jinamar, Telde.

Los autores del estudio expresan su temor a su potencial para invadir a corto y medio plazo las costas canarias y alertan de que estos corales modificarán la estructura de los ecosistemas marinos de Canarias.

Queremos recordar brevemente lo que ha supuesto, a grosso modo, la construcción del puerto de Granadilla:

El puerto de Granadilla supuso la mayor movilización social contra una infraestructura de la historia de Canarias.

Para construirlo se vulneraron leyes como el convenio de Aarhus. Se tiró a la basura una Iniciativa Legislativa Popular de más de 56.000 firmas, la mayor de Canarias.

Se descatalogaron decenas de especies protegidas, entre ellas la Cymodosea nodosa o sebadal, una especie protegida internacionalmente, forma las llamadas praderas de fanerógamas, que albergan en su seno innumerables formas de vida, allí nacen y se crían formando un ecosistema perfecto, el que daba vida a la pesca y a las costas de El Médano. Además sujetaba la arena para que no se perdiera irremediablemente en los fondos marinos y tiene una muy relevante importancia contra el cambio climático al ser un sumidero de CO2. El de Granadilla era uno de los más extensos de Canarias, ahora, gran parte de él está muerto y otra parte está en vías de putrefacción por el sobreaporte de tierra por las obras del puerto.

Por estas obras se permitieron agujerear, textualmente, el sur de Tenerife, abriendo decenas y decenas de canteras ilegales para extraer tierra de relleno. Muchas están denunciadas. Algo demencial.

Se creó un “Observatorio Ambiental” que lejos de ser imparcial fue elegido a dedo por los promotores del puerto.

Cientos de miles de ciudadanos se movilizaron en las calles contra esta infraestructura innecesaria. Decenas de colectivos sociales, ecologistas, partidos políticos, eurodiputados, la Comunidad Científica canaria, profesionales independientes, etc, etc, trabajaron durante años gratuitamente para parar este desmán.

Se acudió en numerosas ocasiones al Parlamento Europeo, se fue a los Tribunales de justicia. Simplemente con la sana intención de que prevaleciera la cordura.

El puerto de Granadilla ha estado desde el principio plagado de irregularidades y ha sido y sigue siendo un despropósito.

Resulta cuando menos increíble que, a estas alturas, donde en toda Europa se protegen cada vez más los espacios naturales, las especies vulnerables, donde se está apostando más y más por las energías renovables y los modelos sostenibles que, de por sí, generan una gran riqueza en las poblaciones, los municipios, las comunidades autónomas y en los ciudadanos de a pie, aquí pretendan seguir destruyendo lo único que nos queda.

El Médano, un referente mundial turístico ahora va a limpiar plataformas petrolíferas. De seguir así se convertirá en un cementerio de petróleo y hormigón mientras la vida de la mar es engullida por especies invasoras. ¡Por favor! ¡Abran los ojos! O en un futuro cercano, cuando ya el turismo no elija este destino, nos encontraremos a esas horrendas plataformas sepultadas en la arena del puerto, como el pedazo de la estatua de la libertad enterrado en la playa de la imagen final de la película “El planeta de los simios”.

Todavía estamos a tiempo de parar el desastre. »

(Continuará…)

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *