Mientras la Asociación de Vecinos y un vecino de Los Abrigos denuncian brutalidad policial, el Grupo de Gobierno y la Policía Municipal niegan los hechos

Mientras la Asociación de Vecinos y un vecino de Los Abrigos denuncian brutalidad policial, el Grupo de Gobierno y la Policía Municipal niegan los hechos

La celebración de la pasada fiesta de Nochevieja en Los Abrigos tuvo unas desagradables consecuencias al producirse al final de la misma un incidente entre el vecino responsable de la organización del evento y la Policía Municipal, que acabó deteniéndolo “por desorden público, resistencia y atentar contra un agente de la Policía Local”, trasladándolo a las dependencias policiales y entregándolo a la Guardia Civil para que abriera las diligencias correspondientes.

El asunto se encuentra denunciado en los juzgados y en el mismo la Asociación de Vecinos de Los Abrigos tomó partida por el vecino mientras el concejal de Seguridad del Ayuntamiento respaldó la actuación policial, anunció que tomaría medidas legales contra el vecino en defensa el buen nombre de la Policía Local y denunció el repulsivo uso político que la oposición (PSOE e IU) hizo del incidente, del que se hicieron eco los medios informativos como ELDÍA.es que, con el titular La AV denuncia que un vecino fue objeto de brutalidad policial’, publicaba el pasado de 9 enero:

« La asociación de vecinos Los Abrigos denuncia públicamente y «ante la autoridad judicial» que, alegando presunta resistencia a la autoridad, el vecino organizador de la fiesta de Nochevieja en la localidad «fue detenido, esposado y desplazado a las dependencias de la Policía Local en el casco granadillero», donde permaneció esposado mientras «fue agredido brutalmente por cuatro policías locales».

El origen fue la presencia de seis patrullas de la Policía Local para paralizar la fiesta antes de la hora autorizada, las tres y media de la madrugada. La detención se produjo cuando el afectado pidió a los agentes que hicieran la comprobación correspondiente.

Resultado de imagen de juzgados de granadilla de abona

La denuncia, que ante el juzgado está avalada por «el correspondiente informe médico que acredita las lesiones sufridas», refleja que el vecino fue golpeado en dependencias policiales «estando esposado en todo momento». El puñetazo que recibió en el ojo derecho «le causó un grave hematoma, así como problemas de visión». Además, se le produjeron «sucesivas lesiones por reiterados lanzamientos contra las paredes y contra el suelo, así como golpes en los costados». Esta brutal paliza ocasionó daños físicos importantes, que obligaron al vecino a trasladarse al ambulatorio en varias ocasiones, apostilla la asociación.

Este colectivo asegura que también le negaron el derecho a una llamada telefónica a sus familiares permaneciendo en el calabozo «varias horas», hasta su traslado al cuartel de la Guardia Civil, donde fotografiaron al detenido para constatar su estado físico y el de la ropa que vestía en ese momento.

«La asociación de vecinos condena de manera tajante la violencia policial y pide que se inicie una investigación inmediata para que estos hechos no se repitan». Lo indican en un comunicado, en el que critican al gobierno municipal porque no ha dado explicación alguna ni al afectado ni a la asociación.

Los miembros de la asociación de vecinos Los Abrigos «no dan crédito a lo ocurrido» y consideran que «la clausura anticipada» de la celebración «es consecuencia de la resistencia del gobierno municipal, desde el inicio, a que se celebrara la fiesta de fin de año en el pueblo de Los Abrigos».

José Domingo Regalado, el alcalde de Granadilla de Abona, remitió a EL DÍA al concejal de Seguridad, Jacobo Pérez, quien tampoco se pronunció sobre esta materia. »

Resultado de imagen de crowd

Por su parte, eldigitalsur.com, con el titular ‘La asociación de vecinos de Los Abrigos denuncia a la policía local por abuso de autoridad’, publicaba:

« El vecino organizador de la fiesta de Fin de Año de Los Abrigos sufrió lesiones producidas por agentes de la policía local de Granadilla después de tener un altercado por la finalización de la fiesta.

Al parecer los agentes de la policía local de Granadilla pidieron al organizador de la fiesta que finalizara el evento, este les manifestó que tenían autorización para finalizar más tarde y le pidió a los policías que comprobaran con un superior la veracidad de la autorización. Todo terminó en un altercado en el que el organizador de la fiesta resultó detenido y esposado.

El ciudadano que sufrió la agresión presentó ante los juzgados el informe médico de lesiones, según informa el periódico EL DÍA este informe refleja que el vecino fue golpeado en dependencias policiales “estando esposado en todo momento”. El puñetazo que recibió en el ojo derecho “le causó un grave hematoma, así como problemas de visión”. Además, se le produjeron “sucesivas lesiones por reiterados lanzamientos contra las paredes y contra el suelo, así como golpes en los costados”. Esta brutal paliza le ocasionó daños físicos importantes que obligaron al vecino a trasladarse al ambulatorio en varias ocasiones, apostilla la asociación.

Esta situación ha traído una gran polémica, el Diario de Avisos eliminó la noticia, José Domingo Regalado, el alcalde de Granadilla de Abona, remitió a EL DÍA al concejal de Seguridad, Jacobo Pérez, quien tampoco se pronunció sobre esta materia, informó el periódico. Solo falta esperar que se pronuncie el juzgado para saber lo que realmente pasó y si hay responsabilidad por parte de los agentes de la policía local de Granadilla. »

Resultado de imagen de house

El día siguiente los mismos medios publicaban la respuesta del concejal de Seguridad, como el eldigitalsur.com, que con el titular ‘Jacobo Pérez: “es rotundamente falso” la brutalidad policial en Los Abrigos’ decía:

« El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, Jacobo Pérez Cabrera, manifiesta en relación a la información en la que se denuncia que un vecino fue objeto de brutalidad policial, que “es rotundamente falso” que la Policía Local y ninguno de sus agentes hayan agredido a una de las personas asistentes a la fiesta de Nochevieja en Los Abrigos. Sobre ello, el edil asevera que este fue detenido “por desorden público, resistencia y atentar contra un agente de la Policía Local la noche del 31 de diciembre”.

Los hechos se originan al llegar la hora de finalización del evento y establecida en el Plan de Seguridad, en concreto las 3.00 de la madrugada, y con la que concluyen los servicios sanitarios y demás; aspectos conocidos previamente por la Asociación de Vecinos del núcleo. Tras la detención de la persona por su actitud agresiva contra la Policía Local, ésta es trasladada al centro de salud para su reconocimiento y luego a los calabozos de las dependencias policiales, y posteriormente puesto a disposición de la Guardia Civil, que es el procedimiento a seguir en todas las detenciones.

Jacobo Pérez señala que como concejal de Seguridad “tomará medidas legales contra esta persona” para defender el buen nombre de la Policía Local de Granadilla de Abona. Además, agrega que “es repulsivo el uso político que están haciendo de estos hechos, tanto la concejal socialista, Jennifer Miranda, como el portavoz de Izquierda Unida, Félix Hernández, quienes no se han preocupado por informarse sobre los hechos que realmente tuvieron lugar ni tampoco por el estado de los agentes policiales”. El responsable de Seguridad concluye que “no se puede hacer política con este tipo de hechos; es vergonzoso y raya, incluso, la ridiculez. Si tuvieran un ápice de vergüenza dimitirían”. »

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *