Top Ad

Lo que ‘eldigitaldecanarias.net’ opina del concejal Arquipo Quintero Ruiz

Lo que ‘eldigitaldecanarias.net’ opina del concejal Arquipo Quintero Ruiz

Como sabemos, el apoyo del concejal de Ciudadanos (C’s) Arquipo Quintero Ruiz es decisivo para el gobierno municipal de Granadilla de Abona, pues el sentido de su su voto decide quien gobierna, que los Presupuestos Municipales salgan adelante y que se aprueben o no determinadas propuestas que se presentan con una división del voto igualada en la que generalmente CC y PP están en un lado y PSOE e IU-Los Verdes en el otro, decidiendo el desempate el voto del concejal de Ciudadanos.

Esa situación ha despertado todo tipo de especulaciones sobre sus intenciones al ejercer el sentido de su voto, sobre todo por el hecho de haber pasado por el proceso de firmar un pacto de gobierno tripartito (CC – PP – C’s) tras las pasadas elecciones municipales para luego rectificar de un día para otro facilitando un gobierno monocolor socialista y, al cabo de 16 meses, apoyar una moción de censura contra éstos que permitió un nuevo gobierno municipal bipartito (CC – PP) al no querer renunciar a sus cargos el Alcalde y los dos concejales del PSOE ‘investigados’ (antes ‘imputados’) por la justicia.

Todo ello, unido a la forma un tanto ‘confusa’ de gestionar estos acontecimientos por parte del propio Arquipo Quintero y el hecho de que, aunque oficialmente forme parte de la oposición, haya ejercido responsabilidades con dedicación parcial con el anterior gobierno socialista y las esté ejerciendo con dedicación completa con el actual gobierno bipartito (Comisión y Oficina de ‘Quejas, Sugerencias y Reclamaciones’ y Comisión de ‘Participación Ciudadana’) por las cuales recibió y recibe remuneración económica además de tener personal de confianza a su disposición, ha dado lugar a todo tipo de comentarios según sus decisiones haya beneficiado o perjudicado a unos u otros, como es el caso del periódico digital eldigitaldecanarias.net que, tras la presentación de la moción de censura el pasado 15 de septiembre, le dedicó unas durísimas críticas a través de dos artículos de opinión que queremos someter a la consideración de nuestr@s lectores/as.

En el primero de ellos, publicado el 19 septiembre de 2016 (por tanto, cuatro días después de ser presentada la moción de censura) con el título ‘Arquipo Quintero, edil de Ciudadanos, pidió en 2015 que su futuro alcalde, José Domingo Regalado (CC), devolviese 193.000 euros que cobró indebidamente’, el mencionado digital hace referencia a una sesión plenaria comentada en su momento por nuestro periódico en un artículo que publicamos el 6 de agosto de 2015 con el título ‘El ‘rifi-rafe’ del pasado Pleno entre Arquipo Quintero y José Domingo Regalado’, al que remitimos.

El artículo en cuestión, que eldigitaldecanarias.net introduce con la frase “El firmante de la moción de censura lo acusó de ‘corrupto’, ahora es una ‘joyita’” haciendo referencia a Arquipo Quintero, decía:

« Agosto de 2015. Parece, a estas alturas, tan lejano como la Prehistoria. Los acontecimientos que hoy tienen a Granadilla metida en un espantoso bucle, donde todos son buenos y malos, según convenga, y al minuto, ya no hay ni buenos ni malos y vuelta a empezar, necesitan urgentemente ser vistos desde el pasado, que todo lo ilumina y más desde que alguien inteligente, preparado, ganador de querellas y un alto ex de Ciudadanos, señalase sin señalar, que el concejal ‘free tax’ de esa marca en este sufrido municipio sureño, accediese a cargarse a Jaime, previo ‘PayPal’, pero no para él, sino para las empresas de su familia, que todo eso, si es verdad, tiene mucha miga.

A lo nuestro. En la inquieta búsqueda de datos sobre el ‘sasnequere Arquipo’, una especia de ente cobrador muy identificado (OCMI), hemos descubierto una sesión plenaria, recogida por un digital llamado La Rendija, nombre adecuado para la labor que nos ocupa, siempre, con la nariz tapada, donde el mismo edil que pactó con CC la moción de censura, se peleó y cuestionó seriamente a quien quiere poner de alcalde al frente del municipio.

Hubo un “agitado enfrentamiento dialéctico entre los concejales Arquipo Quintero Ruiz, de Ciudadanos (adscrito al Grupo Mixto), y José Domingo Regalado, portavoz del Grupo Coalición Canaria. Y es que, cuando menos se esperaba y sin dar lugar a llegar a la parte correspondiente de ruegos y preguntas, el concejal de Ciudadanos se salió del punto que en ese momento se estaba tratando e hizo referencia al tema de su responsabilidad al frente de la Comisión de Quejas, Sugerencias y Reclamaciones, la cual aceptó como concejal con dedicación parcial con una retribución bruta de 14 pagas anuales de 2.142 euros, manifestando su enfado con el Grupo Coalición Canaria en general y con su portavoz José Domingo Regalado en particular, por las mentiras que están diciendo de que al aceptar la remuneración económica se ha dejado ‘comprar’ por el grupo socialista con el que en realidad existe un pacto por el que forman parte del grupo de gobierno”.

Interesante. Regalado, que ahora es un desmemoriado, atacó a Arquipo, enrabietado, porque éste no le dio lo que le ha ofrecido estos días. Y éste (lector parece de Camus, si Albert se levantase de entre los muertos vomitaría ante los pies de este concejal desleal y felón) se puso las botas, como pueden comprobar a continuación: “también me gustaría hacer referencia a una proposición que Coalición Canaria hizo en el anterior pleno sobre la conveniencia de que ustedes llevarían gratis las Comisiones de Participación Ciudadana y de Quejas y Sugerencias. Pues yo lo he estado pensando estos días y les voy a decir que sí, que yo lo voy a hacer gratis. Yo quiero que conste en acta que lo voy a hacer gratis el día que usted devuelva a las arcas municipales los 193.000 euros que ganó desde el año 2007 al 2011 como concejal de Cultura”.

Usted, concejal de Fiestas, ganaba 3.463 euros mensuales, y me viene a decir a mí y al compañero de Izquierda Unida (refiriéndose al concejal Félix Hernández, encargado de la Comisión de Participación Ciudadana y Transparencia) que usted lo hace gratis. José Domingo, hay que predicar con el ejemplo, usted no puede exigir a los demás lo que usted no hizo”.

Usted ha dicho que el trabajo que vamos a hacer nosotros ustedes (refiriéndose al Grupo Coalición Canaria) lo hacen gratis y, antes, cuando usted cobraba 6.000 euros al mes, eso sí estaba bien. Usted cobraba dos veces al año 6.000 euros al mes (¡un millón de pesetas!) como concejal de Fiestas, y usted me viene a decir a mí aquí en el pleno que porque yo lleve una oficina de cara al público, trabajando resolviendo problemas y ganando 1.700 euros, a usted eso le parece mal”.

Cuando usted cobra le parece bien y cuando lo hacemos los demás le parece mal. Eso es ‘demagogia’. Dedíquese, se lo digo en serio, a traer propuestas constructivas al Pleno y deje de estar diciendo que si él cobra (refiriéndose al concejal de Izquierda Unida), que si yo cobro, que si estamos en el grupo de gobierno… Estamos en la oposición como está usted y como está el Grupo Popular. Son dos Comisiones creadas (se refiere a las que lleva él y el concejal de Izquierda Unida) que las ampara la Ley. Lo que tiene que llegar a la ciudadanía es que usted cobraba dos veces al año un millón de pesetas por ser concejal de Fiestas…”

Esto es lo mejor, sin duda: “ya está bien de utilizar la doble vara de medir. Mientras que en unos municipios aplauden ciertas iniciativas, en Granadilla están totalmente en desacuerdo con ellas. De esta forma, Coalición Canaria demuestra la hipocresía que tiene a la hora de hacer política al servicio de sus intereses”.

¿De quién estamos hablando? ¿Del mismo edil, cínico e hipócrita? Un político que ha basureado este municipio, confundiendo sin duda el lugar donde está el vertedero, con perdón hacia Arico, pues está claro que ni siquiera tiene entidad para que lo reciclen en la planta Todo en Uno.

Leyendo esta transcripción, uno se sienta ante un determinado perfil de Facebook donde alguien afirma, sin poner el nombre de este ilustre concejal que le han pagado un dinero, dando la cantidad exacta, para salvar a su familia. Y no se puede uno resistir a la tentación que efectivamente, puede ser esa la razón que llevó a un edil de Ciudadanos, que siempre ha ido por libre en el partido, muy a pesar de Teresa Berástegui, que estaba tan tranquilo y cobrando una pasta todos los meses, a firmar una moción de censura y llevar a la alcaldía a quien cobró un pastizal cuando era edil de Fiestas y quedar como un tío chungo y totalmente desprestigiado, no por esa firma, que tiene todo el derecho, sino a que ha destruido su palabra, su honor y su verdad, engañando y mintiendo durante tanto tiempo. Ahora ha quedado retratado.

Visto lo visto, si lo hubiese hecho tras las elecciones del 2015, pues bien, aunque se pasase por el arco del triunfo el no pactar con nacionalistas. Pero ahora no, no le queda bien. Pero la necesidad hace que el burro cargue y vaya por un determinado camino forrado de billetes de 500 euros (se parece a uno que en su día fue teniente alcalde y socio de Jaime y al que quiere imitar), ay, perdón, use la palabra burro, no era mi intención, pensaba en hiena, pero estos animales, por el momento, no frecuentan los paisajes granadilleros.

En fin, Akuna Matata. »

El 17 de octubre 2016, pasados veinte días del éxito de la moción de censura y por tanto del cambio de gobierno municipal, eldigitaldecanarias.net vuelve a publicar otro artículo refiriéndose a Arquipo Quintero en la misma línea dura que el expuesto o quizá aún más, donde con el título ‘CC y PP en Granadilla ‘premian’ a Arquipo Quintero por su ‘traición’ y le suben el sueldo unos 10.000 euroslo define como “esclavo del Mal”, lo llama “ave de rapiña” en referencia a su apetencia por sacar tajada del dinero público y privado y lo compara con el ex-concejal y ex-líder del PP granadillero Esteban González contra quien, asegura, actuó por venganza.

Con la introducción ‘La excusa es que lleva además de su comisión, la que ostentaba IU’, el artículo decía lo siguiente:

« ¿Política? No. ¿Bajos fondos, traiciones, felonías, ambiciones baratas, apetencias, deseos innobles, deudas, ego inflado? Sí y en cantidades tan inmensas como el polígono industrial de Granadilla.

Arquipo Quintero, lector bárbaro de Camus, al que deshonra, si éste supiese que lo ha utilizado cuando expuso en su Facebook esa inmoralidad que siempre ha llevado a cuestas y que lo ha caracterizado a él y a los suyos, es el paradigma de lo que no es buena política, sino navajeo, cabildeo, trapicheo y todo aquello que hace caer gobiernos o en su caso instaurarlos no por la fuerza de las urnas, sino por la del trueque, como si fuera un vulgar fontanero, es verdad, hay mucho de vulgar en todo esto.

Ya en su día su presencia era como la de un ser abisal, siempre llevaba pegado en su rostro el barro de las profundidades, la constante evidencia que siempre tenía las manos sucias. Granadilla tiene esas cosas, por un lado paraísos y promesas de felicidad industrial y portuaria y por otro infiernos andantes, denigrantes, que lo arrasan todo.

Hay que acordarse quien es Arquipo y de dónde viene. No entramos en ese oscuro legado, porque trata de su entorno privado y bucear en él podría contagiarnos algún tipo de lepra moral incurable. Pero se forjó en la escuela del gran Esteban González, otro que hizo de las suyas y que al irse de la política ha aplacado las ansias de venganza de todos aquellos que lo sufrieron. Arquipo fue su discípulo dilecto y él y los suyos dieron dinero y locales al esfuerzo para conquistar el poder, en aquellos momentos, firme en las manos de quien es el modelo de todos ellos, inalcanzable, por una sencilla razón, no son ni buenas personas ni ingenuos maravillosos.

Pero Esteban es más grande en la indignidad. Era un ‘Dracul’, insaciable e infatigable y no iba a compartir los billetes con nadie. Dejó colgado a Arquipo y a los suyos y los apartó de su lado como agua sucia. Ninguno de ellos iba a tener poder y a cobrar de los impuestos.

Y la cólera fue terrible. Arquipo iba por todo el municipio atacando, vejando al gran Esteban y contando cosas imposibles de reproducir. Pero siempre relacionado con la pasta, con el sucio dinero, no el de los ciudadanos honrados, sino el de estos ‘bandidos’.

El idolatrado Arquipo buscó entonces la venganza y se echó en brazos de Ciudadanos, un partido recoge peña como el CCN y entró desde el principio como expepero y se convirtió en un electrón libre como el de Icod, aunque éste se ha redimido y se ha convertido en un referente en su municipio. Iba a su bola, imponiendo su ley. Dentro de Ciudadanos hacía lo que le daba la gana y mientras las rubias no gobernaban todos se llevaban las manos a la cabeza con las actitudes del tal Quintero, Arquipo.

Pero la caída de la gente honorable llevó al poder, como decíamos a estas dos rubias. Y una de ellas, Teresa Berástegui, a la que Arquipo anhela tener a su lado, se convirtió en su hada madrina y fue ella la que le protegió y quien le alentó en toda su trayectoria hasta la felonía final, hasta su hecatombe.

Arquipo, con deseos de venganza hacia Esteban y los suyos, contempló con gozo como éste saltaba antes de las elecciones de mayo y veía como los ‘blandos’ se apoderaban del PP, su auténtico partido. Y se metió de lleno en la campaña, modesta, pero que le dio buenos resultados. Aprovechando el estirón de Ciudadanos, logró el acta. Y por fin era concejal. Era el momento de empezar la subasta. Se sentó con CC y PP y también con el PSC-PSOE. Era mayo de 2015. Uno no logra entender qué le decidió ponerse del lado de Jaime y los suyos, ya que había firmado un acuerdo con los nacionalistas y sus excompañeros. Quizás no estaba tan apurado y su situación no era tan incómoda. Y calculó que la desesperación socialista le venía mejor. Sueldo y colocar a su primo como personal de confianza y hacer lo que la saliera…de los pies.

Los socialistas confiaron en Arquipo. El nota se los llevó al lego. Ellos eran rousseaunianos, él prefería a Hobbes y a Adán Smith. Durante el año y pico que compartió el poder no disparó chicharo. Tampoco le hacía falta. Pero las presiones comenzaron a arreciar desde todos los lados. Tanto el privado como el público. Los nervios comenzaron a hacer mella en alguien que tampoco tiene mucho aguante moral. Era muy barato y más si los compradores son insistentes y tienen medios. Las rubias, tras el golpe de Estado interno en Ciudadanos, están más cercanas a CC y a los ‘arreglos’ que a hacer política sana.

Y Arquipo encuentra el momento. CC sabe sus debilidades y su punto ‘filipino’, ese que muchos conocen y que esperan sacar a la luz cuando se pueda. Lo llaman, se reúnen y sobre todo, cuentan con el respaldo de Fernando Clavijo, que es el que se pone a trabajar en ello tras ser informado por Regalado y los suyos, apoyados por la conciencia diabólica de quien en su día también ejerció la alcaldía. Todos se sentaron en su día ante un tablero de Oujia en Presidencia y le preguntaron al espíritu de la venganza, anidado en las huestes de Si Se Puede, que se manifestará. Surgió la figura de un calvo que les dijo que pronto cinco lanzas judiciales saldrían disparadas. Arquipo, que no quitaba el dedo del vaso, dijo que él también quería ver, quería tocarlo, sentirlo. Y surgió una chequera. Quintero se quedó tranquilo. El infierno estaba de su lado.

Del resto poco más se puede decir. Todo se ajustó al plan de Clavijo y los suyos, no como lo contó un delirante cronista, que parecía más Humito que Don Juan. Fue más prosaico, más sucio, más vulgar. Ahora Arquipo tiene 10.000 euros más de sueldo a cuenta de dos comisiones, de las que seguro no saldrá nada bueno porque no hará nada, como le pasó mientras fue socio de los socialistas. Lo de socio, es un decir, pero algo bueno habrá que decir de quien ahora es esclavo del Mal, un vocero de las peores furias que dominan estas islas, esas aves de rapiña que anhelan lo que Granadilla esconde, pero que tanto atrae: montañas y montañas de dinero público y privado.

Ese es el legado que dejará Arquipo: una herencia inmoral e indecente. Es lo que ha querido y lo ha conseguido, como decía un poeta, gracias a la fuerza y la pasión de los malvados, frente a la debilidad de los buenos, ahora llorando a las puertas del Paraíso, pero dispuestos a empuñar las armas cuando toque. »

En fin… Ustedes dirán, estimad@s lectores/as. Esperamos sus opiniones.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *