Top Ad

Jaime González Cejas, obligado a la ‘transparencia’ y el ‘diálogo’

Jaime González Cejas, obligado a la ‘transparencia’ y el ‘diálogo’

Oír al Sr. Jaime González Cejas, nuestro Alcalde, decir que la total ‘transparencia’ y el constante ‘diálogo’ van a ser principios fundamentales de la recién estrenada legislatura, suena bastante ‘surrealista’ si no fuera porque no le va a quedar más remedio que ser así si no quiere tener problemas en sacar adelante todos los asuntos en los que necesite contar con la mayoría absoluta de los votos de los concejales que conforman la corporación municipal (siempre va a necesitar sumar dos votos de la oposición a los suyos), como podría ser el caso de los Presupuestos a los que siempre la oposición suele votar en contra.

Digo esto porque la ‘transparencia’ y el ‘diálogo’ no han sido precisamente valores que haya puesto en práctica Jaime González Cejas en ninguno de sus mandatos anteriores, que han sido bastantes (cinco en total, dos con mayorías simples y tres con mayorías absolutas), sino todo lo contrario.

Esos valores que ahora predica nuestro Alcalde, brillaron por su ausencia sobre todo en el periodo de las mayorías absolutas (1995 – 2007) en el que los socialistas granadilleros aplicaron el clásico ‘rodillo’ de quienes se sienten sobrados del poder que le otorgaron la legitimidad de las urnas, ninguneando y despreciando a la oposición que, en cuanto se dieron las circunstancias (perder la mayoría absoluta), se aliaron todos contra Jaime González con la firma del famoso ‘pacto tripartito’ en el que convergieron ideologías tan distantes como la del Partido Popular y la Sí se Puede. ¿Por qué ninguno quiso pactar con el PSOE de Jaime González a pesar de ser ésta la fuerza política más votada y, por tanto, la más legitimada para negociar con cualquiera de las otras? La respuesta estaba clara: la manera con la que despreciaron a la oposición.

Por tanto, en la naturaleza de Jaime González nunca han figurado la ‘transparencia’ y el ‘diálogo’ como valores si nos atenemos a los hechos, pues cuando tuvo la ocasión de demostrarlo sin estar forzado por las circunstancias no lo hizo. Pudo ser generoso y haber demostrado ese talante dialogante con la oposición a pesar de estar gobernando con mayoría absoluta y no lo hizo, pues el ejercicio del ‘poder’ refleja lo que en realidad es cada uno, con sus virtudes y sus defectos, es decir, ‘retrata’ a quien lo practica.

Sin embargo, como bien dice el refrán: “nunca es tarde si la dicha es buena”. Así que, aunque forzado por las circunstancias, bienvenidas sean esas promesas de ‘diálogo’ y ‘transparencia’ que tanto pregona nuestro Alcalde (también el mío) a pesar de que eso lo diga con la boca pequeña obligado por los resultados electorales. Lo importante es que lo que ocurra sea lo mejor para la ciudadanía de Granadilla de Abona y, en este sentido, en unos momentos donde la crispación y el desencanto de la gente con la clase política ha llegado al límite, la puesta en práctica de valores como la ‘transparencia’ y el ‘diálogo’ son más necesarios que nunca.

Cartas 1

Por tanto, a pesar de mi actual desconfianza, animo a Jaime González, el Alcalde de tod@s l@s granadiller@s y también el mío, que ejerza como tal y que sus promesas de ‘transparencia’ y ‘diálogo’ sean de verdad el fiel reflejo de su política diaria. Y como muestra de ello me gustaría que nos aclarara, por ejemplo, que es lo que está pasando con la concesión del servicio de socorrismo al que está obligado prestar el Ayuntamiento en la Playa de El Médano, actualmente en suspenso por haber estado concedido de forma supuestamente ‘irregular’ (mediante decreto del Alcalde) a una asociación al frente de la cual se encuentra determinada persona que se permitió decir por una red social que ‘había que votar por los socialistas porque si no se quedaría sin trabajo’ y a invitar (?) a la población a salir a quemar coches si el pacto tripartito (CC – PP – Ciudadanos) se hacía realidad.

Pongo este ejemplo porque es una ‘comidilla’ que está en la calle y de la que cada día se habla más. Incluso el anterior socio de gobierno del PSOE y ex–líder del Partido Popular, Esteban González, se ha mostrado contrario al modo con que fue adjudicado el servicio de socorrismo de la playa de El Médano por el Alcalde, por lo que su aclaración por éste se hace aún más pertinente.

¿Cómo se hizo todo el proceso y por qué se le adjudicó el servicio a esa asociación? ¿Por qué, si se sabía que la adjudicación vencía, se ha esperado tan a última hora para su renovación?. ¿Por qué los ex-socorristas que realizaban el servicio están reclamando nóminas pendientes a la asociación que se le concedió mediante decreto?. Sr. Alcalde, si me lo aclara puede que confíe en que su propuesta de ‘diálogo’ y ‘trasparencia’ es sincera.

Muchas gracias.

 M. D. G.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *