Top Ad

La importancia de tomar conciencia sobre ‘la LGTBIfobia’

La importancia de  tomar conciencia sobre ‘la LGTBIfobia’

UNA FECHA DE CONMEMORACIÓN, DENUNCIA Y REIVINDICACIÓN

Desde el año 2005 cada 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia’ en conmemoración de esa misma fecha de 1990 en que la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS) eliminó la homosexualidad de las listas de enfermedades mentales, quedando por tanto como objetivo de dicha fecha la sensibilización y la lucha en contra de la discriminación por orientación sexual o identidad de género.

Esa fecha se aprovecha para coordinar acciones para denunciar la discriminación de la que son objeto las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales, así como para hacer avanzar sus derechos en todo el mundo. Los últimos años han supuesto un importante avance en los derechos y la igualdad de este colectivo en el ámbito internacional, en especial con el lanzamiento por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) de la mayor declaración contra la discriminación que se ejerce por este motivo, un documento al que ya se han sumado un total de 85 países.

Sin embargo, en el otro lado de la balanza, un dato bastante preocupante es que en la actualidad aún son muchos los países que criminalizan la homosexualidad y la condenan con penas de prisión e, incluso, en alguna parte de este loco mundo mantienen la pena de muerte para estos casos.

UN POCO DE HISTORIA

En 2004 se comenzó a gestar la idea de conmemorar este día, que como Día Internacional se empezó a celebrar en 2005 denominándose inicialmente como Día Internacional contra la Homofobia’ (IDAHO, International Day Against Homophobia). En 2009 se incluyó a la transfobia en el nombre de la celebración, por lo cual también se le conoce como como IDAHOT (International Day Against Homophobia and Transphobia).

Desde 2015 también se incluyó a la bifobia, configurándose el nombre actual completo de la celebración: Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia’, cuya intención original fue llamar la atención a las autoridades políticas, los medios de comunicación y la sociedad en general sobre las situaciones de violencia contra la comunidad LGBT.

SIGNIFICADO DE CADA UNA DE LAS LETRAS DE LA SIGLA LGBTIQ

Seguro que hemos visto esta sigla o alguna de sus muchas versiones en diferentes lugares, y seguro que también sabemos que está relacionada con el asunto de la diversidad sexual. ¿Pero sabemos qué significa cada una de sus letras? Vamos a recordarlo.

La ‘L‘ es de lesbianas: personas que se identifican como mujeres y se sienten atraídas hacia otras personas que también se identifican como mujeres.

La ‘G‘ es de gays: personas que se identifican como hombres y se sienten atraídas hacia otras personas que también se identifican como hombres.

La ‘B‘ es de bisexual: personas que se sienten atraídas tanto hacia personas que se identifican como mujeres como a personas que se identifican como hombres.

La ‘T‘ es de trans. Este se considera un término ‘paraguas’ ya que se utiliza en diferentes sentidos. En general se usa para describir a personas cuya identidad de género no se corresponde con su sexo biológico. Muchas veces se diferencia entre travestis, transgénero y transexuales; en esos casos es posible ver la sigla como LGBTTTIQ.

La ‘I‘ es de intersex: personas cuyo sexo biológico no se ajusta a la definición binaria hombre/mujer. Existen múltiples combinaciones de atributos sexuales que no se ajustan a ninguna de las dos categorías mencionadas.

La ‘Q‘ es de queer (‘raro’, en inglés): originalmente utilizado en tono despectivo para hablar de toda aquella persona que no se ajustara a los parámetros de la heterosexualidad. A partir de la década de los noventa fue retomado y redefinido por la denominada ‘teoría crítica’. Una de sus principales precursoras y exponentes, Judith Butler, lo describió de la siguiente manera:

«Mi entendimiento de la palabra ‘Queer’ es el de un término que desea que no tengas que presentar una tarjeta de identidad antes de entrar en una reunión. Los heterosexuales pueden unirse al movimiento queer. Los bisexuales pueden unirse al movimiento queer. Queer no es ser lesbiana, no es ser gay. Es un argumento contra la especificidad lésbica: Si soy lesbiana tengo que ser de tal modo. O si soy gay tengo que desear de cierta manera. Queer es un argumento en contra de cierta normativa, de lo que una adecuada identidad lesbiana o gay constituye».

Actualmente, si bien ya no se considera a la homosexualidad como una enfermedad, sin embargo la violencia persiste transformándose en una grave problemática en materia de derechos civiles y, más en general, de derechos humanos.

LA VIOLENCIA MÁS EXTREMA: LOS PAÍSES DONDE LA HOMOSEXUALIDAD SE CASTIGA PENALMENTE (fuente: www.vix.com)

« ¿Ves los países en tonos de azul? Allí es donde existen leyes para promover y proteger los derechos de las personas LGBT. En esos países, con mayor o menor profundidad, se ha avanzado muchísimo en materia de derechos.

La trágica realidad se encuentra en los países que aparecen en tonos de rojo y naranja. Allí la homosexualidad, y cualquier otra forma de diversidad sexual, es castigada de forma penal.

Los que vemos en amarillo claro son países donde hay restricciones a la libertad de expresión y asociación. Los que vemos en amarillo más brillante son países donde hay penalidad de jure pero no de facto, es decir que existen leyes para castigar pero que de hecho no se aplican.

Lo más extremo, sin dudas, son los países que vemos en naranja (pena de cárcel), rojo (cadena perpetua) y rojo oscuro (pena de muerte). Parece algo propio de la antigüedad, pero esa es la realidad actual.

En siete países la homosexualidad se castiga con pena de muerte: Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Mauritania, Somalia, Sudán del Sur y Yemen.

En otros 41 países se castiga con penas de prisión que van desde algunos meses hasta la cadena perpetua. La mayoría de ellos son países de África y Asía, pero también algunos de Oceanía e incluso algunos países del Caribe, como vimos en el mapa más arriba.

En otros países como Liberia, Angola, Antigua y Barbuda, Barbados y Dominica, las leyes que penalizan la homosexualidad no incluyen la pena de cárcel pero imponen multas, trabajos forzados e incluso la deportación. »

LA ‘RED PRISMA TENERIFE SUR’

La ‘Red Prisma Tenerife Sur’, una red de Municipios del Sur de Tenerife por la diversidad afectivo-sexual y de género a la que, además de Granadilla de Abona, están adheridos los ayuntamientos de Adeje, Arona, Arico, Fasnia, Guía de Isora, San Miguel de Abona, Santiago del Teide y Vilaflor, dispone de un ‘decálogo’ que persigue tres grandes objetivos: servir de carta de presentación de la filosofía y propósitos de la ‘Red Prisma Tenerife Sur’, ser utilizado como herramienta sensibilizadora para los equipos técnicos y políticos y, finalmente, servir de orientación e invitación a otras instituciones públicas que también se quieran comprometer en esta tarea.

El ‘decálogo’ recoge las siguientes diez actuaciones que son asumidas por los ayuntamientos adheridos a la Red:

      1. La expresión pública del compromiso político con esta materia.

      1. La integración transversal de la perspectiva LGTBIQ en el trabajo cotidiano de las diferentes concejalías de nuestros Ayuntamientos.

      1. La necesaria sensibilización y formación del personal técnico municipal en esta perspectiva para la correcta implementación de la misma.

      1. El desarrollo de una política de comunicación institucional coherente con estos objetivos.

      1. La visibilización a la ciudadanía LGTBIQ.

      1. La sensibilización al conjunto de la ciudadanía en el respeto a la diversidad identitaria y afectivo-sexual.

      1. La realización de políticas específicas de seguridad ciudadana relacionadas con los delitos de odio y discriminación.

      1. Transformación de los municipios en destinos turísticos atractivos para la población LGTBIQ.

      1. El apoyo al asociacionismo relacionado con la diversidad identitaria, corporal y afectivo-sexual.

      1. La mejora de la calidad de la atención a las demandas específicas que tenga la población LGTBIQ de nuestros municipios.

MANIFIESTO LGTBIQ DE LA ‘RED PRISMA’

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona, como parte de la ‘Red Prisma’, se hizo eco del siguiente manifiesto en apoyo a los derechos de las personas LGTBIQ, el cual publicó en su web:

« El 17 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia (LGTBIfobia). Este día, instaurado en el año 2004, conmemora la fecha en la que la OMS despatologizó la homosexualidad eliminándola de su lista de enfermedades en el año 1990.

En este día, nuevamente recordar a todos las personas activistas LGTBIQ que han sido agredidas, perseguidas, encarceladas e incluso asesinadas por defender los Derechos Humanos, y nos sumamos a quienes reclaman el fin de la penalización de la homosexualidad, la transexualidad y la bisexualidad en todo el mundo.

Este año, al igual que las organizaciones sociales estatales, mostramos especialmente nuestra gran preocupación por la situación del colectivo TRANS, el cual continúa social e institucionalmente patologizado. Aún en muchos países y Comunidades Autónomas españolas se continúa requiriendo un diagnóstico médico, tratamientos y cirugías de reasignación para cambiar el género asignado al nacer. En el año 1990 la OMS descatalogó la homosexualidad como una enfermedad, ahora tiene que ser el turno de las personas TRANS.

Desde la ‘Red Prisma Tenerife Sur’ REIVINDICAMOS LA DESPATOLOGIZACIÓN de las realidades TRANS e instamos al Gobierno español, a la Unión Europea y a los Organismos Internacionales a actuar de la manera más enérgica posible contra esta discriminación. Así mismo, brindamos nuestro apoyo a la Proposición de Ley de Igualdad LGTBIQ presentada por los colectivos sociales al Congreso.

La ‘Red Prisma Tenerife Sur’ desea manifestar su repulsa a toda aquella expresión de odio, rechazo o discriminación hacia otras personas por su orientación sexual o identidad de género.

La ‘Red Prisma Tenerife Sur’ se enorgullece y enriquece de la diversidad de la ciudadanía por lo que expresa públicamente su absoluto respeto a la diferencia. Es decir, respeto al derecho constitucional de cada persona a ser, sentirse y vivir conforme a su identidad de género u opción afectivo-sexual sin tener que sufrir por ello ningún menoscabo a su dignidad o integridad física o moral.

Este es nuestro reto y nuestro trabajo cotidiano. ¿La meta? una mejor calidad de vida para todas y todos. Es fundamental para terminar con esta lacra social la adecuada formación y sensibilización del personal municipal en la realidad LGTBIQ, promover programas específicos contra el ‘bullying’ y el acoso escolar, promover servicios específicos de atención a las personas LGTBIQ y sus familias, colaborar en la persecución y procesamiento de quienes discriminan y cometen delitos de odio y garantizar una adecuada atención a las víctimas de estos delitos.

Por todo ello, animamos a toda la ciudadanía a reflexionar sobre la importancia de combatir la discriminación por orientación sexual e identidad de género, a participar como agentes activos frente a la discriminación y a promover el respeto a la diversidad sexual en nuestra sociedad. Porque todas las personas podemos hacer mucho con pequeños gestos cotidianos. »

Reflexionemos en ello.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *