Top Ad

La ‘charla’ de Radio Tiempo con el ex-concejal Esteban González (II)

La ‘charla’ de Radio Tiempo con el ex-concejal Esteban González (II)

(…Continuación)

F.A.- Fuiste concejal de Hacienda y bajo mi punto de vista uno de los mejores concejales que ha pasado por el Ayuntamiento de Granadilla de Abona… En estos momentos, en cuanto a la Hacienda municipal (ahora nos explicas cómo la dejaste) lo sorprendente es que tenemos que pagar los granadilleros y granadilleras esos ocho millones de euros a Unelco que parece ser que denunciaron cuando tú gobernabas formando parte del tripartito y que ahora hay que devolver.

E.G.- Sí, en eso hay una confusión muy grande.

F.A.- A ver si nos lo aclaras… ¿Cuando tú llegaste al Ayuntamiento, cómo estaba esa Hacienda y cómo trabajaste?

E.G.- El Ayuntamiento en la época que llego, el año 2007, no podía estar mal. Granadilla de Abona era el municipio que prácticamente más cantidad de dinero recibía por licencias de obras de la isla. Estamos hablando de cinco millones de euros anuales en el periodo entre el 2001-2002 al 2006. ¡Cinco millones de euros! De esos cinco millones de euros se pasó a 500.000.

Esa fue la grandeza de gestión del tripartito, el poder que no se notase prácticamente en la calle el drama y eso se consiguió con la mejora de la recaudación que es lo que yo siempre he comentado. Cuando yo llego en el 2007 había mucho dinero en las cuentas: 13 millones de euros, que creo que es bastante dinero. Yo nunca compartí (ya lo dije desde la oposición) que se pudiera pedir dinero prestado cuando se tenía dinero. Yo creo que la economía municipal es muy sencilla, es como la economía familiar.

No conozco ningún padre o madre de familia que pida 24.000 euros para comprarse un coche si tiene 30.000 en el banco. A lo mejor puede pedir la mitad para no descapitalizarse, pero no parece razonable que Gaste intereses… Pues en el Ayuntamiento de Granadilla eso se hacía, pero evidentemente los intereses no los pagaba el gobierno sino los vecinos y, aún con esos 13 millones de euros en la cuenta, a los proveedores se les pagaba en seis meses.

Me estarán oyendo ferreteros, propietarios de gasolineras, farmacias y demás que saben que hace nueve años se pagaba a los seis meses y ahora se paga a dos, quince o dieciséis días. Creo que la diferencia es tremenda. Es otra forma de entender la gestión económica municipal.

También se empezó a pagar a los funcionarios de manera rigurosa, igual que se estaba pagando anteriormente pero incluso con más tiempo, antes de acabar el mes como se hace en muchos otros sitios. Incluso había posibilidades de pagar los anticipos. Se hizo algo que en otros municipios nos alaban y que yo siempre he puesto en valor: esa capacidad que tuvimos y que abanderó Carmen Nieves de ‘secuestrar’ el servicio de basura.

Donde quiera que voy la gente alaba el hecho de haber pasado de una gestión nefasta de una empresa privada que estaba haciendo las cosas mal, que se estaba yendo a la quiebra por gestiones erróneas en otros municipios de Gran Canaria, que no le pagaba a sus empleados y que tenía gente protestando con pancartas fuera del Ayuntamiento cuando nosotros no les podíamos pagar.

Pues esa valentía de secuestrar el servicio con la ayuda de funcionarios que han hecho un trabajo excelente y que fuimos capaces de ‘secuestrar’ el servicio y hacerlo nuestro, de pagar a los empleados, de asumir la reparación de la maquinaria y de todos los camiones, y luego creando una empresa pública y demostrando que desde ‘la derecha’ como dicen algunos, desde el Partido Popular y desde Coalición Canaria se puede hacer una gestión pública eficiente y que sea reconocida por los vecinos, siendo ahora mismo la empresa pública más puntera incluso en la concienciación ciudadana del reciclaje, donde se están ingresando cantidades importantes de dinero por el contenedor amarillo y donde se está siendo eficiente a pesar de la complejidad que tiene un municipio como el nuestro con zonas turísticas como El Médano, zonas aisladas y muchos barrios.

 Radio Tiempo Tenerife (logotipo 3)

Eso son cuestiones que se hicieron en su momento y que se pudieron hacer gracias a la capacidad económica. Se presume que Granadilla tiene un potencial en los servicios sociales tremendo, y es verdad que lo tiene, pero eso no se puede hacer sólo con ganas y con inquietudes sino que se puede hacer con dinero para poder agasajar a todas las familias que tienen dificultades, para poder subir Las becas, para poder seguir dando bonos de alimentación. Pues es necesario tener una buena gestión económica para poder apoyar a la asociación de alzheimer, para poder ayudar a la asociación del cáncer de mama.

Para todo eso, que está muy bonito decirlo pero que si no tienes una capacidad económica razonable no lo puedes hacer, porque eso lo quisieran hacer todos los ayuntamientos y sin embargo no pueden, con lo cual yo creo que la gestión económica es un ejemplo que ha sido reconocido por los líderes de los partidos con los que yo he colaborado y, como te decía antes, cuando ahora sales fuera a nivel profesional y ves compañeros de otros partidos, de otros municipios y del Cabildo que reconocen el trabajo que se hizo en estos ocho años en Granadilla y que al final la gestión económica no vende… Yo creo que lo hemos dejado claro, yo sabía que por la gestión económica no me iban a llegar votos y, sin embargo, ahí está el trabajo realizado y los frutos conseguidos.

F.A.- ¿Y qué pasó con los ocho millones de euros que hay que devolver a Unelco que ha creado tanta confusión?

E.G.- Sí, hay mucha confusión con eso… No eran ocho millones de euros los que se recaudaron, sino seis millones. En la gestión del tripartito de hace cuatro años y medio hicimos lo más normal del mundo, pues hay una obra que se autoliquida, eso quiere decir que Unelco viene por el Ayuntamiento y dice que va a hacer un proyecto por un valor de tantos millones de euros y paga la cantidad del 3,8 % correspondiente al impuesto y se pone a hacer la obra.

El Ayuntamiento tiene la capacidad de revisar esa liquidación y comprobar con la Oficina Técnica si la obra es de acuerdo… Por ejemplo, si vas a hacer un edificio y en lugar de hacer diez viviendas como dijiste haces veinte, o si la ibas a hacer de una calidad y la hiciste de otra y te gastaste más.

¿Qué hizo el Ayuntamiento de Granadilla en el caso de Unelco? Pues dentro de la gestión económica y de la capacidad que tiene de inspección, se pudo comprobar mediante una inspección visual y de las cuentas que Unelco se gastó muchísimo más de lo que dijo y donde pagó 100.000 euros pues nosotros le dijimos que tenía que pagar seis millones de euros. Eso hicimos, lo recurrieron, los tribunales nos dieron la razón, pagaron los seis millones y volvieron a recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Canarias y, por un tema que no le he oído decir a nadie, que es un tema de un fallo técnico del abogado que en su momento llevaba el caso y que parece surrealista pero es un fallo con el fax del despacho de abogados, se pierde ese juicio… Es así de claro y además invito a cualquiera que quiera pedir la documentación para comprobarlo. Se pierde simplemente porque por un problema de fax el abogado contesta tarde la cuestión judicial.

Dentro de eso, pues sí que hay que pagar los seis millones y es verdad que se puede seguir en el Tribunal Supremo, pero no entiendo el nerviosismo. La liquidación definitiva no está hecha. Quien está hablando ahora mismo, Esteban González, dio la orden para hacer la liquidación definitiva que supera los ocho millones y era tan fácil como cursarle a Unelco los ocho millones de nuevo y, realmente, seis millones más un millón y algo de intereses se ‘casa’ y se compensa prácticamente… Bueno, los intereses no se pueden compensar, pero lo que quiero decir es que contablemente si hay que pagarle siete millones doscientos a Unelco y hay que cobrarle ocho millones doscientos, no sé dónde está el quebranto, dónde está el nerviosismo.

Otra cuestión es que los políticos normalmente hacen política con este tipo de cuestiones. De ser cierto lo que yo oigo por ahí, el Ayuntamiento tendría las puertas cerradas y no podría hacer prácticamente nada…

Esteban González 2

F.A.- Se habla Esteban de que no se ha recurrido. ¿Por qué no se recurrió otra vez esta última sentencia?

E.G.- Vamos a ver, en primer lugar pienso que el paso siguiente es el Tribunal Supremo. Yo de eso no entiendo, yo no sé si es viable o no, yo lo que entiendo que hay que hacer es pedir responsabilidades al abogado por ese error nefasto, que no sé si se ha hecho pero hasta la fecha me consta que no…

Y en segundo lugar, los seis millones fueron el resultado de los procesos de una actuación normal. Yo me he cansado de decir (en esta radio también) de que la equidad, la igualdad en materia fiscal está cuando todos pagamos lo que tenemos que pagar, no en que pagan unos y otros no. Unelco también tenía que pagar. Esto le pasó a Mercadona y yo no he oído nada. A Mercadona también se le hizo una inspección, se detectó un error y tuvieron que pagar el doble de lo que habían pagado. Como empresa seria que es, firmó la conformidad y pagó el doble de lo que había pagado en su momento.

Yo no he oído ningún ruido al respecto, ni han recurrido porque no era normal… Y cuando se dice que lo de Unelco es el tema de una denuncia y demás, se mezcla con algo histórico que tú te acuerdas de los 72 millones de euros por haber hecho una obra ilegal…Eso quedó en nada, eso no tiene nada que ver y se han mezclado en la radio donde yo he oído declaraciones de algún responsable político mezclando.

Esto es un acto normalizado que poco tiene que ver con la política. La capacidad de los funcionarios es alta y han entendido que había que liquidar lo que había que liquidar. Por tanto, se han liquidado seis millones de euros, se han pagado, se ha recurrido, se ha perdido por el error que he comentado y ahora se ha hecho una liquidación definitiva que demuestra que incluso no son seis millones sino ocho doscientos, pues bueno, que se compense contablemente y que se siga trabajando para los vecinos y se deje de hacer política de este tipo.

F.A.- Hemos aclarado un montón de cosas de este asunto, porque es un tema que está en la calle. Y esto es muy importante porque tú estabas ahí y es mi deber como comunicador decirle a los granadilleros y las granadilleras qué es lo que pasó de verdad con los ocho millones, y ahora nos estamos enterando por ti de que fue un fallo administrativo y no un fallo político para nada, y eso es importante… Que hay que pedir responsabilidades y que aún no se han pedido, pues que se haga.

E.G.- El tema no es para ‘rasgarse las vestiduras’ como algunos lo están haciendo. Desde el punto de vista contable yo creo que el tema es fácil… Que el gobierno municipal puede hacerlo como quiera: que quiere pedir un préstamo para cobrar los seis y luego cobrar los ocho, pues vale; que quiere sentarse con Unelco y decirle: oye, págame los ocho para yo devolverte los seis, pues también. Pero lo que no se puede hacer es algo que yo he oído y es negociar con los impuestos. Yo he oído una frase que creo no es de recibo y menos dicha por un responsable público, decir que eso pasó en su momento porque no nos sentamos a negociar con Unelco el impuesto. Los impuestos no se negocian.

F.A.- Conmigo no negocias cuando voy a pedir un permiso de obras…

E.G.- No, los impuestos no se negocian. A ver, ¿cuántas familias fueron por mi despacho a decirme si les podía parar el impuesto porque estaba pasando una situación económica complicada?, y eso sí que es complejo. Pero con la ley en la mano, los impuestos no se paran. Se pueden fraccionar, se pueden aplazar, pero no se pueden parar ni se pueden negociar.

Yo no puedo decirte que un impuesto que son 1.000 euros me pagas 800 y arreglamos, eso no se puede hacer. Pues yo he oído algo parecido en la radio diciendo que como en la época del tripartito no se negoció el impuesto… ¿Cómo que porque no se negoció el impuesto?, que si los técnicos y la inspección tributaria, o sea, los funcionarios del Ayuntamiento y los técnicos que lo han hecho dicen que son seis millones, pues se los dejamos en cinco. Mira, tú puedes dejar tu dinero en el mercadillo de El Médano, pero con el dinero de los vecinos no se puede negociar. Si el impuesto son seis millones, son seis millones.

GRANADILLA ESTEBAN GONZALEZ.jpg

F.A.- Se habló de recurrir al Supremo y de no hacerlo porque dijeron que iban a perder y no iban a gastar más dinero.

E.G.- Yo lo agotaría con los recursos del propio Ayuntamiento, no con una asistencia jurídica externa que podría cobrar un dinero y podría tener incluso un problema y valorar las posibles sanciones en costas y demás, que para eso están los juristas y es un tema que yo no domino, pero yo creo que por el hecho de simplemente decir: oye, en el fondo tenemos la razón, la jurisprudencia que hay a nivel nacional y los documentos en que nos amparamos es tan potente que sabemos que tenemos la razón, que las turbinas no son algo fácilmente desmontable y que se las pueda llevar mañana para otro sitio y ponerlas en el norte de España, en Bilbao como dice Unelco.

No es así, las turbinas son parte de la obra, ¿o los ascensores no son parte de la obra de un edificio? Son parte de la obra de un edificio y están dentro del impuesto de construcción. Pues las turbinas, esas dos grandes moles, no te las puedes llevar de un día para otro. El ascensor no es una nevera. Evidentemente que el horno y la nevera no son objeto del impuesto de construcciones, pero el sistema anti-incendios como decían ellos, la turbina, el ascensor, todo eso es parte de la construcción y por tanto así se ha valorado, creo que con buen criterio. Y bueno, me imagino que dentro de tres meses no estaremos hablando de esto… El Ayuntamiento paga los seis y Unelco pagará los ocho y ya está.

F.A.- Claro, como no lo pagan del bolsillo los políticos, lo pagamos nosotros, pues qué más da pagar ocho, nueve o diez. Pero yo, siendo político y ‘camorrudo’ como el de la película aquella que reclamaba la peseta, teniendo yo razón y teniendo todos mis papeles pues hubiese recurrido al Tribunal Supremo. ¿Porque cuánto me puedo gastar en abogados, un millón de euros?

E.G.- El tema no está cerrado. Como la liquidación definitiva se acaba de hacer y en lugar de seis son ocho, pues yo creo que esa es la vía, la de no tener ningún quebranto en las arcas municipales y eso sería lo que yo hubiese hecho en estos momentos…

(Continuará…)

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *