Hotel ‘La Tejita Beach Club Resort’ versus Plataforma Ciudadana ‘Salvar La Tejita’ (VI)

Hotel ‘La Tejita Beach Club Resort’ versus Plataforma Ciudadana ‘Salvar La Tejita’ (VI)

(…Continuación)

A principios del pasado agosto Sí Podemos Canarias insta al Servicio Provincial de Costas y al Ayuntamiento de Granadilla de Abona a que paralicen las obras del hotel de forma inminente puesto que el Juzgado de Granadilla había admitido la denuncia penal del colectivo Salvar La Tejita contra los promotores, la empresa ‘Construcción, Promoción y Derivados, S.A.’ del Grupo Viqueira.

En este sentido se pronunció el portavoz parlamentario de Sí Podemos Canarias, Manuel Marrero, recordado que ya en junio habían advertido a ambas administraciones que podrían cometer un delito de prevaricación si no paralizaban los movimientos de tierras que estaba llevando la empresa constructora hasta que se resolviera la cuestión de los nuevos deslindes.

Según Sí Podemos Canarias, pese a que el pasado 14 de junio “Costas había notificado al promotor del hotel que debía paralizar las obras por invadir la delimitación provisional del dominio público terrestre”, sin embargo éstas continuaron pese a que se puede estar cometiendo un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente y otro de desobediencia.

Si las palas mecánicas siguen trabajando en el lugar sin que las administraciones hagan nada, éstas serían cómplices de la promotora al no garantizar que se cumple la legalidad”, advirtió Manuel Marrero, que reiteró su apoyo a los colectivos Salvar La Tejita y ATAN, gracias a los cuales se está consiguiendo preservar el ecosistema comprendido entre la playa de La Tejita y la Punta de El Chinchorro, entre los que se encuentra el hotel de lujo que se tenía previsto construir a cuatro metros de la playa y a apenas unos metros de la reserva natural especial de Montaña Roja.

Manuel Marrero, candidato de Sí Podemos Canarias a escaño en el Parlamento regional por la isla de Tenerife

Por su parte, la empresa promotora, Grupo Viqueira, defendía su derecho a seguir construyendo el hotel ya que tras recibir el requerimiento de paralización de las obras en la zona afectada por el nuevo deslinde marítimo-terrestre el pasado 14 de junio, ésta presentó alegaciones al mismo el 18 de junio así como un posterior recurso de alzada por entender que «dicho requerimiento carece de todo amparo legal y resulta nulo de pleno derecho», afirmando que hasta la fecha no había obtenido respuesta alguna a los escritos presentados y que la Administración estatal competente en este caso no había procedido a realizar actuación alguna para paralizar la obra.

También afirmaba la empresa en su defensa que la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar ya había corregido la anchura de la zona de servidumbre de protección, reduciéndola de 100 a 20 metros, por lo que la edificación hotelera quedaba situada fuera de la servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre que era el motivo de la denuncia de los colectivos ecologistas y de Sí Podemos.

«El proyecto hotelero cuenta con todas las autorizaciones y licencias preceptivas en vigor, sin que se hayan suspendido sus efectos por ninguna autoridad administrativa o judicial», afirmaba el Grupo Viqueira, que aseguraba que de hecho las obras continuaron a partir del 23 de junio «fuera de la parte de la parcela que se cuestiona en el procedimiento de revisión del deslinde», lo que también se constató en el acto de apeo llevado a cabo el 10 de julio donde Costas redujo el área de servidumbre de protección a 20 metros, confirmándose con ello lo que en su momento plantearon todos los informes y las autorizaciones otorgadas que es lo que la empresa venía afirmando.

Resultado de imagen de grupo viqueira

En este sentido, Grupo Viqueira acusó a la asociación ‘Salvar La Tejita’ y a uno de sus portavoces de realizar manifestaciones y mostrar planos “radicalmente falsos y a sabiendas” en los que aparecen que las obras se están ejecutando dentro de la zona de servidumbre de protección», asegurando no entender «las continuas presiones realizadas ante todos los organismos» a pesar que el representante de la asociación y denunciante de la obra «no interpuso recurso alguno» cuando fue notificado de las licencias favorables concedidas por el Ayuntamiento de Granadilla de Abona y por los organismos sectoriales. «Pretende ahora, de modo ilegítimo, utilizar la incoación del procedimiento de revisión del deslinde para dejar sin efecto los títulos jurídicos firmes que amparan la ejecución del proyecto hotelero», denunciaba la empresa promotora del hotel.

Respecto a las autorizaciones concedidas, Grupo Viqueira señala que cuentan con la otorgada el 3 de junio de 2016 por el órgano competente en materia de costas en la administración autonómica y con la preceptiva licencia municipal otorgada el 28 de diciembre de 2018, ambas concedidas con anterioridad a los informes emitidos por el Servicio Provincial de Costas en el procedimiento en los que dejó claro que la anchura de la servidumbre de protección es de 20 metros y en la que se constataba que «la edificación hotelera se sitúa fuera de la servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre».

Finalmenta, la empresa argumenta que no se puede aplicar con efecto retroactivo un expediente de revisión del deslinde como es el caso del hotel ‘La Tejita Beach Club Resort’, cuya autorización había sido otorgada y era firme a todos sus efectos antes de la incoación del expediente de revisión del deslinde cuya publicación en el BOP se produjo el 11 de febrero de 2019.

Resultado de imagen de ayuntamiento de granadilla de abona

El Ayuntamiento de Granadilla de Abona también se pronunció en el asunto a través del Alcalde, que toma claramente partido por lo que considera son derechos adquiridos por la empresa promotora, tal como publicó el pasado 16 agosto ELDÍA.es con el titular El alcalde de Granadilla rechaza el nuevo deslinde y apoya la construcción del hotel’, en el que se indicaba que José Domingo Regalado había solicitado a la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar que procediera «al archivo del expediente de revisión del deslinde» de dominio público marítimo-terrestre en el ámbito de La Tejita, «manteniéndose el vigente en los términos definidos que se encuentran incorporados al actual Plan General, en el que no quedan afectadas las parcelas con aprovechamiento urbanístico y, además, con licencia municipal».

Sobre la revisión de la línea de deslinde de los bienes de dominio público marítimo-terrestre del tramo de costa que afecta a la construcción del hotel, El Alcalde afirma que para el Ayuntamiento tiene «carácter desfavorable y de oposición al mismo», lo que tácitamente supone el respaldo del gobierno municipal a la construcción del hotel.

Según el Alcalde, la revisión del deslinde propuesta en el informe «impone unas limitaciones sobre los legítimos derechos de los propietarios en el ejercicio de las facultades urbanísticas», por lo que le recuerda a Costas que su gobierno concedió la licencia de construcción «con arreglo al procedimiento legalmente establecido» y que, por lo tanto, el proyecto «cuenta con todas las autorizaciones preceptivas».

Resultado de imagen de josé domingo regalado gonzález

Asimismo, el Alcalde le recuerda a Costas que de prosperar la pretendida revisión del deslinde «generaría unos daños y perjuicios que conllevaría el ejercicio de las acciones en defensa de los respectivos derechos de los perjudicados frente a esa administración», con lo cual le advierte de los riesgos económicos que para la Administración supondría tener que afrontar las correspondientes indemnizaciones .

En total son ocho las páginas dirigidas al Servicio Provincial de Costas de Tenerife por el Alcalde, en las que detalla el procedimiento seguido y el cumplimiento de la legislación, incluyendo la resolución de la Viceconsejería de Política Territorial del Gobierno de Canarias donde se determina que en la servidumbre de tránsito «no se van a realizar obras ya que parte de ella la ocupa el peatonal existente y el resto es espacio libre de titularidad municipal».

Concluye José Domingo Regalado su largo escrito reiterando que no se acredita la revisión del deslinde que tramita el Ministerio para la Transición Ecológica ya que la obra del hotel no altera la configuración del dominio público marítimo-terrestre, y que por el hecho de que se acredita el cumplimiento de la ordenación urbanística y territorial así como los procesos de equidistribución, urbanización y edificación con arreglo a los procedimientos legales «queda plenamente justificado que se proceda, por esa administración, al archivo del expediente de revisión del deslinde aprobado, que consta incorporado al actual Plan General, debiéndose mantener el mismo».

Resultado de imagen de hotel en la tejita

UN POCO DE HISTORIA PARA ACLARAR EL ASUNTO

– En 1971 se aprueba el plan parcial Costabella donde se ubica el solar en el que se está construyendo el hotel, cuyo suelo tiene la categoría de urbano y de uso residencial y turístico. Regía la Ley de Costas de 1968.

– En 1987 Montaña Roja es declarada paraje natural de interés nacional, quedando en su ámbito de protección una parte de Costabella que no afecta a la parcela del hotel.

– En 1988 se aprueba una nueva Ley de Costas que aumenta a 100 metros la servidumbre de protección y que sin embargo no afecta al suelo urbano con aprobación parcial donde se respetan los 20 metros, dentro del cual se encuentra Costabella.

– En 1994 Montaña Roja pierde superficie protegida, pasando de 170 a 166 hectáreas y se convierte en Reserva Natural Especial, volviendo a quedar excluida Costabella.

– En 1999 se reordena este espacio y comienza la construcción de Sotavento.

– El segundo proyecto de compensación del plan parcial Costabella data de 2002 e incrementa el suelo hotelero de 16.571 a 52.986 metros cuadrados.

– La tercera Ley de Costas de 2013 rebaja el área de protección marítimo-terrestre a 20 metros, no afectando a Costabella.

– El 28 de diciembre de 2015 el alcalde socialista Jaime González Cejas anunciaba la construcción de un hotel de cinco estrellas en un una parcela de Costabella limítrofe con la playa de La Tejita, objeto de la polémica batalla legal que mantienen la empresa Grupo Viqueira promotora del hotel y los colectivos ecologistas ‘Salvar La Tejita’ y ATAN.

– El 21 de diciembre de 2018 el Ayuntamiento concede la licencia municipal para la construcción del hotel ‘La Tejita Beach Club Resort’ a la empresa del Grupo Viqueira ‘Construcción, Promoción y Derivados, S.A.’

– El 29 de mayo de 2019 entró la pala mecánica en las parcelas C y D del plan parcial Costabella para dar comienzo a las obras del hotel.

(Continuará…)

 
 

1 Comentario

  1. Francoise

    Esto es un ecocidio, miren por donde lo miren, por mucho que hayan tenido licencia y hayan seguido un proceso dentro de vuestra legalidad.. Este proyecto carece de lo más Importante que son estudios de impacto medioambientales que independientemente reflejen el impacto a las especies que tienen su hábitat allí la flora que existe como cebadales y otras, su geología dunas y la contaminación que conlleva este resort directamente al mar. Por lo que tampoco presentan un plan de saneamiento del mismo hotel respecto a los desechos orgánicos y otros líquidos tóxicos que se vertiran al mar directamente!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *