Fepeco denuncia que la situación de atasco en la Oficina Técnica del Ayuntamiento de Granadilla de Abona es insostenible

Fepeco denuncia que la situación de atasco en la Oficina Técnica del Ayuntamiento de Granadilla de Abona es insostenible

La Federación Provincial de Entidades de la Construcción (FEPECO) nos ha remitido un comunicado en el que denuncia el atasco de la Oficina Técnica del Ayuntamiento de Granadilla de Abona, una situación para la que pide soluciones y que califica de “insostenible”, pues “las inversiones se van y los empresarios se arruinan”, asegura. Este asunto hace tiempo que también viene siendo denunciado por la candidata del PSOE a la Alcaldía, Jennifer Miranda, y que el portavoz del grupo de gobierno municipal, Jacobo Pérez, ha desmentido argumentando que las criticas de la candidata socialista no se sostienen porque “pretenden que en dos años hagamos lo que ellos no han sido capaces de hacer en 21 años de gobierno” .

Sin embargo, el contenido del comunicado de FEPECO va en la línea que denuncia Jennifer, pues dice:

« El estancamiento y la práctica paralización de expedientes que desde hace tiempo sufre la Oficina Técnica del Ayuntamiento de Granadilla, está repercutiendo negativamente sobre la viabilidad de las inversiones empresariales y el normal desarrollo de la actividad del sector de la construcción. La consecuencia más palpable se traduce en la imposibilidad de creación de nuevos puestos de trabajo en el municipio. La situación es tan grave, por falta de gestión rápida y eficiente, que hay empresas al borde de la quiebra, ya que los proyectos se eternizan en su tramitación previa y no terminan de salir adelante debido a la continuada incapacidad de gestión y falta de dinamismo administrativo de su Oficina Técnica.

Resultado de imagen de Federación Provincial de Entidades de la Construcción fepeco

Todo se dilata en el tiempo, hasta el punto de tener casos concretos de tardanza de más de 15 meses desde la solicitud de la licencia y todavía corriendo el tiempo sin visos de solución. En definitiva, con esta mala praxis es la propia administración local la que alimenta la inseguridad jurídica, empresarial y falta de confianza, clave para los inversionistas.

Óscar Izquierdo, presidente de FEPECO, es tajante al señalar que “las administraciones deben estar y tienen que estar para derribar obstáculos, no para levantarlos poniendo muros artificiales e infranqueables. Tenemos no sólo la sensación, sino la experiencia, de que se mira, trata y atiende a los empresarios con displicencia, poca empatía y como transgresores empedernidos, todo ello, por supuesto, desconociendo la importante labor y función social que hacen las empresas en beneficio de la sociedad. A pesar de las quejas públicas y de los encuentros que hemos mantenido con el alcalde y concejales, donde les hemos trasladado esta inquietud, que cada día es más alarmante, no se ha visto ningún cambio para mejor, notando un deterioro acentuado con el paso del tiempo. El tejido empresarial ya no puede aguantar más, habiendo empresas que están abandonando proyectos que tenían previstos para iniciar dentro del municipio, para trasladarse a otras zonas de la isla donde los tiempos y trámites son aceptables y digeribles. Estamos perdiendo inversión por falta de gestión”.

Resultado de imagen de Federación Provincial de Entidades de la Construcción fepeco

Lo más llamativo es que el propio municipio es el que pierde, porque se le alejan las inversiones, coge mala fama, no se cobran los impuestos correspondientes y se frena la posibilidad de crear empleo. Granadilla cuenta con un puerto, un polígono industrial, un aeropuerto internacional, una central eléctrica y una autopista que lo atraviesa, unido a sus importantes dimensiones geográficas, con monte y mar, con recursos de potencialidad envidiable. Sin embargo, a pesar de la complejidad y volumen de proyectos que ha de resolver, no cuenta con la estructura técnica y administrativa necesaria para gestionar el urbanismo de forma eficiente y eficaz, y más si tenemos en cuenta las nuevas obligaciones que los ayuntamientos canarios asumieron tras la entrada en vigor de la Ley del Suelo en el mes de septiembre del año 2017.

FEPECO va a solicitar al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife que intervengan para paliar los daños que se están soportando y ayuden para conformar una Oficina Técnica con suficientes garantías, en cuanto a la dotación de personal y demás instrumentos necesarios, que hagan posible un funcionamiento eficaz, sirviendo para el desarrollo sostenible del municipio y el movimiento impulsor del tejido empresarial de la construcción, que permite la dinamización económica y la creación de empleo. »

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *