Elecciones Municipales 26 M: Con la participación más baja de la historia, el duelo PSOE – CC acaba en tablas por un margen de tres votos

Elecciones Municipales 26 M: Con la participación más baja de la historia, el duelo PSOE – CC acaba en tablas por un margen de tres votos

Aunque el PSOE ha sido la fuerza política más votada en Granadilla de Abona al obtener el 35,64% de los votos (5.432) que le otorgó ocho concejales, sin embargo CC consiguió el mismo número de concejales obteniendo un 31,78% de los votos (4.844). Por detrás se ha situado el PP con tres concejales, obteniendo el mismo número que en las pasadas elecciones al hacerse con el 13,28% de los votos (2.024), seguido de Sí Podemos Granadilla con un concejal, que consiguió el 7,42% (1.131 votos), y de Cs, también con un concejal, que consiguió el 5,06% (772 votos). En cuanto a las dos fuerzas políticas restantes que participaron, AVG con el 4,42% de los votos (673), e Izquierda Unida con el 1,44% (219 votos), no obtuvieron representación.

Cuando se llevaba escrutado alrededor del 40% de los votos, el duelo PSOE-CC estaba siendo claramente ganado por los socialistas con la obtención de 10 concejales contra 5 de los nacionalistas, lo cual presagiaba una dura derrota de éstos frente a sus eternos rivales políticos que auguraban una cómoda victoria dado ‘el caminar de la perrita’, pero a medida que el escrutinio avanzaba el marcador fue cambiando hasta situarse en un 9-7 donde parecía que se iba a quedar definitivamente ya que nada presagiaba otra cosa, quedando el reparto de concejales distribuido entre los partidos participantes de igual manera que la legislatura pasada, salvo el cambio del acta del concejal de IU que pasaba a manos de Sí Podemos (PSOE con 9, CC con 7, PP con 3, Cs con 1 y Sí Podemos con1).

Sin embargo llegó la sorpresa cuando escrutado el 98,5% (es decir, en el tiempo de descuento) CC obtiene un concejal más a costa de restárselo al PSOE, con lo cual el duelo terminó en empate por la sola diferencia de tres votos que es, según informaron fuentes socialistas, los que les faltaron para no perder esta última acta de concejal en favor de sus eternos rivales.

Resultado de imagen de pacto

LOS POSIBLES PACTOS

Con estos resultados, las espadas quedan el alto en cuanto a mover ficha para intentar gobernar se refiere al haberse producido un empate, partiendo de una posición más favorable CC al bastarle con reeditar el pacto bipartito que ya tenía en la pasada legislatura con el PP sin necesidad de contar con el apoyo del concejal de Cs para disponer de la necesaria mayoría.

Por su parte, el PSOE también tiene que contar necesariamente con el PP para gobernar, pues no le basta con el apoyo de Sí Podemos para al menos igualar en número de concejales al pacto CC-PP ni siquiera contando también con el hipotético apoyo del concejal de Cs. Pero el pacto PSOE-PP cuenta con más dificultades para llevarse a cabo ya que hasta la pasada legislatura el PSOE tenía vedado cualquier tipo de acuerdo con el PP y por ello no se pudo reeditar el pacto PSOE-PP de la legislatura 2011-2015 con Jaime González Cejas y Esteban González como líderes. Además, las duras críticas que el PSOE ha hecho al papel de ‘secundario’ realizado por el PP como miembro del gobierno municipal bipartito CC-PSOE surgido tras la moción de censura de septiembre de 2016, no auguran las condiciones más favorables para que los populares opten por este pacto en lugar de reeditar el que ya tenían con CC cuyas relaciones, además, eran excelentes.

Mientras estos posibles pactos para conformar un gobierno bipartito se negocian, Cs y Sí Podemos, con un concejal cada uno, quedan relegados a meros ‘convidados de piedra’ al ser irrelevante su apoyo a cualquiera de las opciones.

Resultado de imagen de abstención

UNA PREOCUPANTE ABSTENCIÓN

Sólo el 47,85% de l@s ciudadan@s con derecho a voto en el municipio acudió a ejercerlo a las urnas, lo que supone el peor registro de la historia teniendo en cuenta que hasta ahora la cifra más baja de participación registrada correspondía al 51,62% de las anteriores elecciones municipales celebrados en mayo de 2015. Una cifra preocupantemente baja si tenemos en cuenta que descender de la barrera del 50% en el índice de participación significa que existe un problema que hay que afrontar y que la media de participación a nivel nacional ha sido del 65,21% (un 17,36% más) aunque ésta no sea homogénea en toda España, sino que varía según los distintos territorios y según el tipo de elección. Así, por ejemplo, la abstención afecta especialmente a las zonas costeras y, aunque suele ser menor en las autonómicas y locales que en las generales, a partir de 2011 ha sido prácticamente idéntica en aquellos lugares que han celebrado simultáneamente elecciones nacionales y autonómicas.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *