El Santo ‘Hermano Pedro’ y su Ruta

El Santo ‘Hermano Pedro’ y su Ruta

Pedro de San José de Bethencourt nació en Vilaflor el 21 de marzo de 1626 y murió en Guatemala el 25 de abril de 1667. El día principal de la fiesta del Santo Hermano Pedro es el 24 de abril, fecha en que se sitúa  a éste en el Santoral. Desde que en 1980 se beatificara al Hermano Pedro de San José de Bethencourt, hijo de Vilaflor y fundador de la Orden Betlemita, sus fiestas han ido adquieriendo mayor popularidad. Y más aún tras su canonización el 30 de julio de 2002 por Juan Pablo II, que convirtió al Hermano Pedro en el primer santo canario.

El Santo Hermano Pedro es considerado por algunos sectores como el «canario más ilustre y famoso de todos los tiempos», siendo además una figura clave tanto en la Historia de Canarias como en la de Guatemala. La gran labor social que llevó a cabo es comparable a la realizada siglos después por la Madre Teresa en Calcuta, atendiendo a los más desamparados y necesitados, siendo popularmente aclamado como «Compatrono de facto de Canarias y Guatemala».

RUTA DEL CAMINO DEL HERMANO PEDRO

En abril, el sábado inmediatamente anterior a la conmemoración de su fiesta, se celebra  la Ruta del Camino del Hermano Pedro. Se trata de un Camino que se ha conservado en la memoria desde hace decenios y un corredor ambiental de cumbre a mar con más de 17 kilómetros de recorrido en el tramo principal que utilizaba el Hermano Pedro varias veces al año para el traslado de su rebaño de cabras. Desde 2005, fecha en que comenzó su estudio y recuperación, los ayuntamientos de Granadilla de Abona y Vilaflor, a quienes con el tiempo se han ido sumando con su colaboración los de Arico y San Miguel de Abona, organizan la Ruta que se inicia en Vilaflor y concluye en la Cueva del Santo en El Médano.

La Web www.todotenerife.es, editada por el Cabildo de Tenerife, en su apartado ‘Ferias y Fiestas Locales’ y en referencia a la Ruta del Hermano Pedro que se iba a celebrar en fechas próximas, ya decía hace unos años lo siguiente:

«…El camino de la trashumancia que realizaba el Hermano Pedro desde Vilaflor hasta la Cueva de El Médano traspasará las fronteras del Archipiélago con la iniciativa que se ha puesto en marcha y que persigue que el mismo se incorpore a la Red de Rutas Religiosas de Europa. 

Dicho proyecto pondrá en alza un espacio de alto valor histórico, religioso, patrimonial y cultural, como así se avala durante seis años de caminatas de miles de peregrinos a través de una ruta que tiene una longitud aproximada de 20 kilómetros. Para lograr este fin ya se están dando los pasos adecuados, y los gobiernos municipales de Granadilla de Abona, San Miguel de Abona y Vilaflor -se prevé que a la propuesta se una también Arico- están llevando a cabo las gestiones necesarias para conseguirlo en un breve plazo de tiempo. 

De hecho, la ruta del primer santo canario aparecerá en folletos, páginas web y en eventos diversos de carácter internacional con el objetivo de que el camino de la trashumancia que hacía el Hermano Pedro de Bethencourt sea un lugar de referencia no sólo para los creyentes, sino también para aquellos que quieran conocer parte de la historia de la comarca. 

El camino del Hermano Pedro comienza en la iglesia de San Pedro Apóstol, en Vilaflor, y va descendiendo y cruzando por el municipio de San Miguel de Abona y Granadilla de Abona, hasta llegar a la costa de El Médano, en la que se encuentra la cueva en la que se venera a este Santo. Además, en las cercanías de la cueva se encuentra el Ere del Hermano Pedro, lugar donde el religioso llevaba a su rebaño para que bebiese agua. 

Durante el trayecto, el peregrino pasará por zonas que son señeras y emblemáticas en la comarca. De hecho, en el recorrido se pueden observar antiguos bancales de agricultura, flora y fauna autóctona, y lugares de Bien de Interés Cultural (BIC), como son la Casa de los Soler y la plaza de San Pedro de Vilaflor. Además, el caminante transitará por el barranco de Chiñama, miradores, casonas de siglos pasados, algunas del XVIII, con vistas de paisajes inmejorables, como el Sombrerito de Vilaflor. Otro de los puntos más emblemáticos es la propia cueva del Hermano Pedro, en la costa de El Médano, y el entorno de la misma.»

Cueva del Hermano Pedro (entorno con gente)

La ‘Ruta del Camino del Hermano Pedro’ cumplió el pasado sábado día 18 de abril sus diez cumpleaños, contando con la inscripción de más de 1.500 personas. Desde las 7.00 horas partió desde Vilaflor con alrededor de 800 participantes, a los que se fueron sumando más peregrinos desde Granadilla Casco, Charco del Pino, San Isidro, El Médano y San Miguel de Abona que este año se incorporó a la Ruta con medio centenar de participantes.

En esta edición el número de caminantes ‘inscritos’ ha sido superior a años anteriores, un trámite que la organización aconseja a efectos de logística y seguridad para la cobertura de un seguro en caso de producirse algún percance. Según fuentes de la organización, no se produjo ningún incidente grave sino algunos de carácter leve, como los típicos esguinces y traslados en ambulancia por accidentes habituales en un recorrido de estas características.

En la cueva empezaron a congregarse los peregrinos a media mañana, alcanzándose una cifra de 2.000 personas en el entorno de este espacio religioso. La ruta, organizada por los ayuntamientos de Granadilla de Abona y Vilaflor con la colaboración de los de San Miguel de Abona, Arico y Fasnia, contó también con la participación de colectivos como la Federación de Asociaciones de Sordos de las Islas Canarias (FASICAN), la Asociación de Personas Sordas de Tenerife (ASORTE) y la Asociación Montaña para Todos.

 Desde las 6.30 hasta las 7.00 horas se celebró una misa para los peregrinos en Vilaflor y luego comenzó la peregrinación, saliendo desde la plaza de este municipio chasnero en dirección a la cueva a la que se llegó entre las 11.00 y las 11.030 horas. Otras salidas fueron desde Granadilla Casco (9.30), Charco del Pino (9.30), San Isidro (10.30) y El Médano (11.30), a las que se sumó una salida desde San Miguel hasta Charco del Pino a las 7.45 horas. El operativo de seguridad y emergencia que se estableció a lo largo de este corredor ambiental fue de más de 60 personas.

El ‘Camino del Hermano Pedro’, que la semana de su celebración recibía el premio especial Impulso Sur que otorga el Diario de Avisos, es un corredor ambiental que comienza a unos 1.500 metros sobre el nivel del mar y que durante aproximadamente cinco horas muestra al caminante, entre otros elementos del patrimonio natural y cultural, gran cantidad de bancales, nateros y huertos frutales, además de una flora singular con matorral de cumbre, pinar, tabaibal-cardonal y matorral de costa, así como una fauna de gran interés que puede observarse a lo largo de todo el recorrido.

Desde el año 2005, fecha en la que se inició el estudio de la recuperación y revalorización del ‘Camino del Hermano Pedro’ y sus caminos adyacentes, comenzó un reto para la comarca de Chasna, que ha sido el de recuperar un símbolo de la memoria colectiva y que se ha mantenido hasta nuestros días gracias a los vecinos de Vilaflor de Chasna y de Granadilla de Abona, para unir a los diferentes municipios de la comarca (Fasnia, Arico, Granadilla de Abona, San Miguel de Abona y Vilaflor de Chasna) y a sus gentes a través de la revalorización de un recorrido que une historia, espiritualidad, paisaje y cultura.

El ‘Camino del Hermano Pedro’ no es sólo una vía tradicional de trashumancia del primer santo de Canarias que se extiende entre los municipios de Vilaflor y Granadilla, sino que se encuadra en un conjunto de caminos históricos (algunos de ellos aparecen en mapas históricos del siglo XVIII y XIX) que coinciden con una de las principales rutas que el Hermano Pedro, como los demás cabreros de su época, recorrió para trasladarse con su rebaño a lo largo de la comarca de Chasna.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *