Top Ad

Dos años de ‘larendija.es’ (y II): El ‘Gobierno Abierto’

Dos años de ‘larendija.es’ (y II): El ‘Gobierno Abierto’

(Continuación…)

 

El pasado 25 de noviembre celebrábamos nuestro segundo aniversario con la publicación de la primera parte de un editorial en el que nos congratulábamos de haber sobrevivido manteniéndonos fieles a los principios que conforman nuestra filosofía de trabajo por la que tiene su razón de ser este periódico que, como decíamos, está a disposición de tod@s l@s ciudadan@s para expresarse con total libertad, algo que ya habíamos dejamos claro en nuestro primer EDITORIAL publicado el 29 de junio de 2014.

Puesto que nos quedaba pendiente una segunda parte con la que culminar nuestra exposición sobre el renovado compromiso de LaRendija.es con el municipio de Granadilla de Abona, no queremos retrasarlo más por lo que entramos en materia resaltando que las mencionadas TRANSPARENCIA, PARTICIPACIÓN y COLABORACIÓN, como ‘pilares’ o ‘principios’ que fundamentan la razón de ser de este compromiso no podrían completar su implantación en la sociedad si a su vez no se desarrollan también como pilares básicos de otro importante aspecto que los incorpora y los hace suyos: el GOBIERNO ABIERTO.

Un GOBIERNO ABIERTO es aquel que facilita que todos los servicios públicos que ofrece puedan ser supervisados con transparencia por la ciudadanía, que ésta pueda participar en sus decisiones y colaborar en la búsqueda de soluciones a los problemas de la sociedad que gobierna, consiguiendo con ello aprovechar el potencial innovador de la ciudadanía y de las organizaciones civiles para el beneficio de toda la comunidad. Quienes hacemos LaRendija.es renovamos nuestro compromiso con Granadilla de Abona poniendo este medio digital al servicio de sus ciudadan@s como una herramienta facilitadora del GOBIERNO ABIERTO.

El concepto GOBIERNO ABIERTO ya surgió en los años setenta del pasado siglo cuando en el Reino Unido se hablaba del ‘Open Government’, el cual ha ido evolucionando sobre todo a raíz del desarrollo de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), cobrando actualidad en la medida que éstas avanzan al poder ser utilizadas como una potente herramienta que facilita su implantación en la sociedad.

Ya el presidente saliente de los EEUU, Barack Obama, promulgó el 21 de enero de 2009 el Memorando sobre Transparencia y Gobierno Abierto, en el cual hacía referencia a la Transparencia, la Colaboración y la Participación como los tres pilares básicos que sustentan el concepto de Gobierno Abierto, delimitando el significado de cada uno de ellos respecto de éste de la siguiente manera:

  • Transparencia: Un Gobierno transparente fomenta y promueve la rendición de cuentas de la Administración ante la ciudadanía y proporciona información sobre lo que está realizando y sobre sus planes de actuación. El Ayuntamiento (y cualquier otra Administración) debería permitir el acceso a esta información pública de manera sencilla y clara, permitiendo de esta manera que los ciudadanos puedan realizar un control de la acción de gobierno, así como crear valor económico o social a partir de los datos públicos ofrecidos libremente por la Administración.

  • Colaboración: Un Gobierno colaborativo implica y compromete a los ciudadanos y demás agentes en el propio trabajo de la Administración. La colaboración supone la cooperación no sólo con la ciudadanía, sino también con las empresas, las asociaciones y demás agentes, y permite el trabajo conjunto dentro de la propia Administración entre sus empleados y con otras Administraciones.

  • Participación: Un Gobierno participativo favorece el derecho de la ciudadanía a participar activamente en la conformación de políticas públicas y anima a la Administración a beneficiarse del conocimiento y experiencia de los ciudadanos. Por tanto, impulsa acciones y orienta actuaciones que aumentan el protagonismo e implicación de los ciudadanos en asuntos públicos y compromete con mayor intensidad a las fuerzas políticas con sus conciudadanos.

Con la apertura de la información y el acceso de los ciudadanos a ella se consigue mejorar los niveles de transparencia; la ciudadanía puede formarse una opinión objetiva sobre el estado de la sociedad, las instituciones públicas y la gestión de éstas; se evita la corrupción; se fomenta la participación pública en las decisiones de gobierno; aumenta la calidad de los procesos de decisión política; permite a l@s ciudadan@s y las organizaciones sociales hacer valer sus derechos; hace crecer la confianza en los procesos de gobierno; aumenta la eficacia en la administración pública y, por ende, su competitividad, legitimando la acción de los que la gestionan.

Es importante clarificar que ofrecer únicamente información de la Administración o los políticos utilizando las redes sociales como Twitter, Facebook, etc., no es hacer ‘Gobierno Abierto’ ya que en este caso lo que se hace es simplemente comunicar como antes pero con herramientas nuevas, eliminar ciertos intermediarios en algunos momentos. El verdadero ‘Gobierno Abierto’, al menos tal como lo entendemos quienes hacemos LaRendija.es, es practicar la escucha activa de verdad, tener en cuenta las demandas de la ciudadanía y llegar a acuerdos colaborativos.

Una interesante definición de ‘Gobierno Abierto’ puede ser la que en 2010 aportaron César Calderón y Sebastián Lorenzo cuando dijeron: “En esencia nos estamos refiriendo a una evolución de nuestro sistema democrático de convivencia y valores basada en el establecimiento de mecanismos para la transparencia de los gobiernos así como de espacios permanentes de colaboración y participación de los ciudadanos más allá del ejercicio de derecho de sufragio cada cuatro años. Hablamos, pues, de saltar desde nuestro viejo modelo de democracia representativa a un modelo de democracia conversacional y abierta aprovechando las posibilidades que proporcionan las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a los ciudadanos de participar en los procesos de toma de decisiones de los gobiernos más allá del ya mencionado ejercicio del derecho de sufragio o de la participación en organizaciones sociales tradicionales. Un Gobierno Abierto es aquel que entabla una constante conversación con los ciudadanos con el fin de oír lo que ellos dicen y solicitan, que toma decisiones basadas en sus necesidades y preferencias, que facilita la colaboración de los ciudadanos y funcionarios en el desarrollo de los servicios que presta y que comunica todo lo que decide y hace de forma abierta y transparente”.

Sobre este concepto también dijo Abal Medina en 2010: “En definitiva, el Open Government o Gobierno Abierto permite reforzar la confianza ciudadana en sus representantes y en sus instituciones, profundizar la democracia y volver más eficaz y eficiente el funcionamiento de la Administración pública. La tecnología permite simplificar el acceso a la información, controlar más adecuadamente el desempeño de los gobiernos y participar cotidianamente de las cuestiones que nos conciernen a todos los miembros de la sociedad. De esta manera, es posible encontrar en las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) una herramienta fundamental en el siempre difícil pero imprescindible objetivo de mejorar la calidad de nuestras instituciones democráticas”.

El ‘Gobierno Abierto’ integra una evolución de nuestro sistema democrático, e instrumentaliza fórmulas para que las demandas, propuestas y peticiones de los ciudadanos sean escuchadas por sus representantes electos y que éstos, a su vez, las tengan en cuenta en el proceso de toma de decisiones, por lo que estamos hablando de un gran avance hacia la Democracia Deliberativa o Participativa. Muchos expertos se refieren al Gobierno Abierto en términos de Democracia Conversacional y Participativa.

Pues bien, en conclusión y resumiendo, cuando hablamos de ‘Gobierno Abierto’ nos referimos a una forma de hacer las cosas, una filosofía y una metodología procedimental que transforma el actual paradigma democrático hacia una nueva manera de aproximarse a l@s ciudadan@s, una revolución en la forma de utilizar la información de las administraciones públicas o, incluso, una plataforma de recursos en la que la ciudadanía se convierte en la verdadera protagonista de la democracia.

Por todo ello renovamos nuestro compromiso tras haber superado satisfactoriamente los dos años de existencia, habiéndole además pedido a los Reyes Magos una serie de novedades en la web que da soporte a LaRendija.es, lo cual nos han concedido y que seguro facilitará nuestro deseo de servir como herramienta facilitadora del GOBIERNO ABIERTO, un hecho del que esperamos hablar en nuestro próximo cumpleaños como algo ya normalizado en Granadilla de Abona.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *