Top Ad

El ‘Día de los Santos Inocentes’ y el por qué de las ‘inocentadas’

El ‘Día de los Santos Inocentes’ y el por qué de las ‘inocentadas’

Cada 28 de diciembre se celebra el ‘Día de los Santos Inocentes’, en el que tradicionalmente se gastan y se reciben bromas o ‘inocentadas’, donde muchas personas disfrutan junto a la familia y amigos preparando todo tipo de sorpresas, siempre que no sean desagradables y cuyas formas han ido evolucionando con el paso del tiempo, las cuales han llegado hasta nuestros días.

Su origen, sin embargo, paradójicamente tiene que ver con algo macabro: la narración bíblica que nos remonta al rey Herodes I el Grande -más conocido sólo como Herodes-, que al sentir amenazada su monarquía tras el nacimiento de Cristo ordenó sacrificar a todos los niños de Belén menores de dos años con el objetivo de deshacerse del “mesías” y “futuro rey de los judíos” al que hacían referencia los profetas y que acababa de nacer.

Se trata de un episodio narrado por la Biblia que no se ha podido comprobar históricamente ni situar acertadamente en el tiempo y, aunque todo apunta a que el rey Herodes sí existió y que su crueldad también fue un hecho, sin embargo ningún estudio histórico serio ha podido confirmar que un pasaje tan cruento de la historia del catolicismo ocurriera realmente. Recordemos que se trata de la matanza de todos los niños de una ciudad por mandato de un rey, un episodio lo suficientemente tétrico como para dudar de su veracidad ya que no es fácil discernir si de hecho ocurrió o se trata de una leyenda creada con el objetivo de dar más brillantez al nacimiento del considerado por los cristianos como ‘Hijo de Dios’.

Aunque el pasaje bíblico mencionado está efectivamente presente en los evangelios, concretamente en el Evangelio de San Mateo del Nuevo Testamento, sin embargo éste no consta en ningún otro texto histórico de la época, y aunque la Iglesia católica sitúa el acontecimiento en el 28 de diciembre (o sea, tres días después del nacimiento -real o simbólico- de Jesucristo) y tampoco las fechas se sostienen al comprobar los hechos, sin embargo ése es el día fijado para recordar la matanza de los niños de Belén, los llamados ‘Santos Inocentes’.

¿Pero por qué se gastan bromas llamadas ‘inocentadas’ aprovechando esta celebración? Paradójicamente, la respuesta parece también estar directamente relacionada con los hechos descritos, es decir, Herodes y su mandato de exterminar a todos los menores de 2 años tras el nacimiento de Cristo.

La explicación más extendida es que las bromas actuales tienen su fundamento en la cantidad de argucias –algunas incluso jocosas- que utilizaron los padres de los niños de Belén para librar a sus hijos de la muerte que los soldados enviados por el rey Herodes tenían orden de ejecutar, permaneciendo en la cultura popular frases que confirman la tradición bromista del 28 de diciembre como “Inocente palomita que te dejaste engañar, hoy día de los inocentes te dejaste engañar”, “Que la inocencia te valga”, “Herodes mandó a Pilatos, Pilatos mandó a su gente; el que presta en este día pasará por inocente”, o “Inocente palomita te dejaste engañar, hoy por ser día 28 en nadie debes confiar”.

El nombre de ‘Santos Inocentes’ procede de que a una edad tan temprana (2 años), los niños mandados asesinar por Herodes no podían haber cometido pecado alguno, pero a lo largo de la historia la celebración fue dando la vuelta y tomando otro giro llegando al punto que los monaguillos comenzaron a gastar bromas en este día, convirtiéndose en una costumbre que con el tiempo acabó pasando a las familias.

La contradicción de la fecha de celebración

Un dato a destacar por su contradicción es que aunque la Iglesia católica celebra este acontecimiento el 28 de diciembre, sin embargo según el Evangelio de San Mateo la matanza sucedió tras la visita de los Reyes Magos a Herodes en su camino en busca del niño recién nacido para adorarle, durante la cual éste les conminó a regresar para que le indicaran el lugar del nacimiento y así ir él también a rendirle culto. Siguiendo el relato bíblico, los Magos tomaron la decisión de no comunicarle nada a Herodes por una revelación divina que les alertó sobre las verdaderas intenciones del rey que no eran otras que deshacerse del niño, un hecho que ocurrió pasada la fecha del 6 de enero en que se produjo la adoración y que provocó que Herodes, lleno de rabia y frustración, mandara a sus soldados a acabar con todos los menores de 2 años de Belén para asegurarse de que el anunciado Mesías, futuro Rey de Israel, era asesinado. Si tenemos en cuenta estos datos, la evidencia dice que la matanza de los santos inocentes tendría que haberse producido días después del 6 de enero y no el 28 de diciembre tal como lo establece la tradición católica.

La celebración en España

En determinados municipios españoles este día tiene una especial importancia y se celebran actos conmemorativos, como ocurre en Tremp (Lérida), donde cuelgan del campanario un muñeco de papel gigante llamado ‘Llufa’ para, tras un pasacalles en el que se le canta, bajarle para quemarlo. En Ibi (Alicante) se celebra el ‘Día dels Enfarinat’ (‘Día de los Enharinados’), en el que se desarrolla una batalla de harina donde participan varios cargos relevantes como el alcalde, el juez, el fiscal….y la oposición va con chistera negra tratando de arrebatarles el poder. En Fraga (Huesca) se lanzan huevos en una guerra de peñas, y en Jalance (Valencia) se celebra la ‘Fiesta de los Locos’ donde la música y los estrafalarios maquillajes son los protagonistas entre l@s más jóvenes. En la celebración del ‘Obispillo’, que se realiza en lugares como Burgos, Palencia y Murcia, se elige a un niño para llevar a cabo por un día las funciones de Obispo.

Las Inocentadas

Aunque las bromas que se gastan son de todo tipo, sin embargo hay algunas que se repiten tradicionalmente en muchos lugares del mundo cada año, como las de los periódicos en que es muy común que publiquen noticias falsas con algún tipo de broma que muchos lectores llegan a creérsela cayendo en la ‘inocentada’. Asimismo, prácticamente todas las cadenas de televisión preparan algún tipo de ‘trampa’ en la que, utilizando generalmente cámaras ocultas, convierten al inocente de turno en carne de cañón de la broma.

Otra de las inocentadas que este día se suele hacer es cambiar la hora de todos los relojes de la casa para que la ‘víctima’ llegue tarde al trabajo, al colegio, o se desoriente. Asimismo, colocar un monigote de papel en la espalda de la gente sin que se enteren es una de las inocentadas más recurrentes en esta fecha, o las bromas telefónicas consistentes en llamar a un amigo o familiar para hacerle creer que ha ganado algo o que tiene que ir a algún sitio para resolver un problema, como puede ser al juzgado a causa de un delito.

El Día de los Santos Inocentes en otros países

No en todos los países se celebra el ‘Día de los Santos Inocentes’ en la misma fecha, pues en otros lugares del mundo se hace el 1 de abril y se conoce con diferentes nombres. Así, en Italia se le llama ‘Pesce d´aprile’; en Canadá ‘Poisson d´avril’; en Portugal y Brasil se le conoce como ‘Día de mentira’; en Austria, Suiza y Alemania se celebra el ‘Erster April’; y en Australia, EEUU y Reino Unido se le llama ‘Fool´s Day’.

Pero, ¿en qué momento de la historia un acto tan sangriento como la matanza de los niños se convirtió en un motivo de diversión o burla? Si bien la respuesta es incierta, las creencias populares apuntan a que fue en la Edad Media cuando esta fiesta adquirió el carácter jocoso que la caracteriza en la actualidad.

Mientras algunas teorías señalan que la tradición se mezcló con ‘La fiesta de los locos‘, de origen pagano y celebrada principalmente en Francia el primer día del año para honrar al asno en que cabalgó Jesús el domingo de Ramos, el resto, a pesar de no apoyar esta idea en su totalidad debido a la falta de pruebas, sí que mantienen que su origen reside en las costumbres paganas, quienes le dieron el carácter de diversión a este día.

En las últimas décadas, incluso los medios de comunicación latinoamericanos y españoles se han sumado a esta tradición gastando bromas en directo a personajes conocidos, publicando información falsa pero aparentemente real y celebrando galas benéficas protagonizadas por el humor.

En algunas zonas de América se recomienda no prestar bien alguno (ya sea objeto o dinero) en este día, pues quien lo recibe es libre de apropiarse de él.

OTRAS CONSIDERACIONES

Con el auge de las nuevas tecnologías están apareciendo nuevas ‘inocentadas‘ protagonizadas por los ‘smartphones’ y las redes sociales, sumándose así nuevas opciones que amplían el abanico de posibilidades para hacer burla con la ingenuidad de la víctima.

Otro de los orígenes de la conmemoración de los Santos Inocentes hace referencia a la celebración pagana relacionada con las fiestas que los romanos dedicaban a Saturno, denominadas ‘Saturnales’, en la que los esclavos tenían más libertad y se les permitía gastar bromas de toda clase. En términos generales, la celebración de este día también forma parte del conjunto de fiestas de inversión y transgresión que se desarrollan en invierno, que comienzan con los Nicolás y culminan con el Carnaval.

Las ‘mazas‘ son unos espíritus etéreos (seres de aire o viento) similares a hadas o duendes, sobre los que se cree que hacia final de año rondan por todas partes, silenciosos y traviesos, burlándose de la gente demasiado inocente, escarneciéndola o preocupándola. Por eso también se denomina maza al ‘monigote’ o muñeco de papel que se cuelga en la espalda el ‘Día de los Santos Inocentes’.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *