Top Ad

Sobre el deslinde marítimo entre la Punta de El Médano y la Playa de Pelada iniciado por Costas que afecta a 92 propiedades (I)

Sobre el deslinde marítimo entre la Punta de El Médano y la Playa de Pelada iniciado por Costas que afecta a 92 propiedades (I)

A finales del pasado mes de enero saltó la alarma en el Ayuntamiento y l@s propietari@s de solares e inmuebles de la zona de costa comprendida entre la Punta de El Médano (muelle) y la Playa de Pelada ante el anuncio de Costas de la apertura de un expediente para recuperar el dominio público de esa franja litoral aplicando un nuevo procedimiento que implicaría un cambio con respecto al establecido hasta ahora, que se ampliaría y podría a afectar a zonas ya construidas.

Es de sobra conocido que respecto a la zona costera y su deslinde como dominio público, en España en general y en Canarias en particular las cosas se han hecho sin el más mínimo criterio de ‘sostenibilidad’ sino basándose en un ‘desarrollismo’ cuyas consecuencias estamos padeciendo, con concesiones a determinados intereses a los que las administraciones públicas del momento (estatales, autonómicas y locales) fueron permisivas, que han dejado como resultado determinadas actuaciones que se encuentran en un ‘limbo’ jurídico y que en cualquier momento podría tener consecuencias desagradables para sus propietari@s, como el caso que nos ocupa.

Aplicándonos el dicho ‘como muestra basta un botón’, ponemos como ejemplo de lo que decimos un caso que se dio precisamente en la misma zona costera de nuestro municipio objeto de este artículo a finales del pasado siglo, concretamente en la Playa de La Jaquita, donde tanto la Demarcación de Costas de Tenerife como el Ayuntamiento concedieron una autorización para intervenir en la misma a la sociedad ‘Windsurfing’ propiedad del por entonces hotel Atlantis Playa (actual hotel Arenas del Mar), de la que el 22 de mayo de 1998 la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), con el titular ‘Obras ilegales en la Playa de La Jaquita’, publicaba lo siguiente en su web atan.org:

« Por medio del presente escrito esta asociación quiere poner en conocimiento de la opinión pública que en la playa de La Jaquita, en El Médano, término municipal de Granadilla de Abona, se viene ejecutando actuaciones ilegales por parte del Ayuntamiento de esa localidad así como por la entidad mercantil “Windsurfing”, propiedad del hotel Atlantis Playa, situado junto a dicha playa.

Las obras, promovidas por el Ayuntamiento de Granadilla a petición de la mencionada entidad mercantil, consisten en el levantamiento de toda la playa, que abarca 100 metros de frente por 40 de fondo, la canalización del barranco que desemboca en esa zona del litoral, creación de zonas ajardinadas y senderos, así como el aporte de arena en una cantidad superior a los 1.300 m3 y cuya procedencia se desconoce al no venir especificado ni en el proyecto elaborado por la entidad “Windsurfing”, ni en la impresentable e irregular autorización otorgada al ayuntamiento por la Demarcación de Costas de Tenerife.

Esta autorización, nula de pleno derecho, está motivada por la Demarcación de Costas al tratarse, según su curiosa interpretación, de obras de limpieza y mantenimiento de la playa. Asimismo, en lo que se refiere al aporte de arena se limita a instar a los promotores a indicar su procedencia antes de su depósito en la playa.

Estos hechos son de suma gravedad, tanto por ser la administración supuestamente garante de la debida protección del dominio público la que actúa de forma irregular, como por el hecho de amparar y consolidar formas de actuación que bajo la supuesta intención de proceder a la limpieza de la playa, incentiva o permite actuaciones de transformación del dominio público que en nada encajan en el espíritu y las intenciones de la vigente Ley de Costas de 1988.

En tal sentido, ya esta asociación denunció públicamente en octubre de 1989 una actuación similar, con los mismos protagonistas y en la misma playa, cuando la Demarcación de Costas autorizó, basándose en los mismos criterios, al Hotel “Windsurfing” (ahora denominado Atlantis Playa) obras de dragado con maquinaria pesada que alteraron la fisonomía original de la playa, destrozando elementos naturales o biotopos de gran valor biológico.

Este proyecto se ha tramitado contraviniendo la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas, que dispone, entre otras consideraciones, la necesidad de prever la adaptación de las obras al entorno, su influencia sobre la costa, así como una evaluación de sus efectos sobre el dominio público marítimo-terrestre; se debe considerar, asimismo, la supresión o atenuación de las barreras al transporte marino de áridos, la aportación artificial de éstos y cualquier otra actuación que suponga la menor agresión al entorno natural.

Asimismo, como bien conoce la Demarcación de Costas de Tenerife, este proyecto está sometido a Evaluación Detallada de Impacto Ecológico, según lo dispuesto en el artículo 7, en relación con el apartado 30 del anexo I, de la Ley Territorial 11/1990, de 13 de julio, de Prevención del Impacto Ecológico, la cual declara nula de pleno derecho cualquier autorización otorgada sin cumplimentar con dicho requisito. Ley de la Comunidad Autónoma que, por otra parte, no quiere asumir la Demarcación de Costas dependiente de la Administración Central, ante la pasividad del Gobierno de Canarias.

Además, en el supuesto de que la arena se extrajera del lecho submarino, dicho proyecto estaría sometido a estudio de impacto ambiental conforme establece la normativa estatal, concretamente el artículo 1, en relación con el apartado 12 de su anexo, del Real Decreto Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de evaluación de impacto ambiental.

A la vista de todo ello, esta asociación ha procedido a denunciar los hechos, con el fin de que se depuren las correspondientes responsabilidades, y a solicitar la inmediata paralización de las obras.

En otro orden de cosas, hay que recordar que los promotores son los mismos que en su día, con la construcción del hotel, causaron un grave impacto paisajístico que comprometió todo el paisaje del lugar, desde el casco de El Médano a la Montaña de Pelada, vulnerando, a juicio de ATAN, lo que disponía la Ley del Suelo entonces vigente en lo referido a la obligación de las edificaciones a adaptarse al ambiente en que estuvieran situados, en especial en los lugares de paisaje abierto y natural, sea rural o marítimo, que limite el campo visual para contemplar las bellezas naturales, rompa o desfigure la armonía del paisaje o la perspectiva del mismo. Igualmente, el reseñado hotel ocupa la servidumbre de tránsito y de protección, según el deslinde efectuado recientemente por la Demarcación de Costas de Tenerife. »

En fin, ‘de aquellos polvos estos lodos’, por lo que no nos extraña que de vez en cuando Costas anuncie la apertura de algún expediente de recuperación de determinado espacio público litoral, como ya ocurrió en 2009 con la demolición de las viviendas de Cho Vito y, posteriormente, con el expediente abierto al Hotel Médano para el derribo de al menos parte de sus instalaciones, que en su momento movilizó al Ayuntamiento y a buena parte de la población solicitando su paralización. En ese sentido, reproducimos un artículo publicado por La Opinión de Tenerife el 1 de marzo de 2009 que con el titular Ya van más de 500 derribos’ y refiriéndose a la recuperación del litoral en la provincia tinerfeña por parte de la Demarcación de Costas, entre otras cosas decía:

« De las 1.497 “ocupaciones inadecuadas” que la Demarcación de Costas de la provincia tinerfeña ha identificado en el dominio público marítimo-terrestre y de la servidumbre de tránsito, ya han sido demolidos 496 en los últimos años, aunque a esta cifra hay que sumar los recientes derribos de Cho Vito.

Los datos facilitados han variado muy poco desde que fueron recogidos en un informe que data de los años 2006 y 2007. Así, en Tenerife se localizaron 696 ocupaciones, de las que 261 han sido demolidas. En La Palma también se derribaron 200 de las 766 que había. En cuanto a las islas de La Gomera (34 ocupaciones) y El Hierro (1), ya no tienen asentamientos “inadecuados” en sus costas.

La Demarcación de Costas de la provincia de Santa Cruz de Tenerife recuerda que, una vez deslindado el litoral, se está ejecutando un programa de recuperación del dominio público, ya que se ha visto sometido a una “degradación y privatización por una ordenación urbanística deficiente en unos casos y, en otros, por construcciones relacionadas con segundas residencias, sin ninguna tradición histórica y con un déficit de salubridad e higiene”. De los núcleos que todavía siguen en pie en el dominio público marítimo-terrestre de la isla de Tenerife destacan los de Finca El Apio (La Laguna), Hotel Médano (en El Médano), en Las Galletas (Arona), en Los Cristianos (Arona), en Santa Lucía (Güímar), en El Caletón (La Matanza de Acentejo) y Roque Bermejo (Santa Cruz de Tenerife), entre otros muchos…

…Para poder recuperar la parte de costa ocupada es necesario tramitar los denominados expedientes de recuperación posesoria, que requieren de la identificación de los ocupantes y la contestación de alegaciones. Actualmente hay varios de estos expedientes abiertos, entre los que se encuentran los referentes a La Sarnosa (Arico), Bajo Cuesta Las Tablas (Candelaria), Puerto Trigo-El Confital (Granadilla de Abona), Diego Hernández (Adeje), Rojas, Cangrejillo y El Puertito (El Sauzal) y El Prix (Tacoronte)…

…Hay que recordar que el deslinde de dominio público marítimo-terrestre es la línea que sirve para separar la parte pública de la privada en las costas. Con la aprobación del deslinde se define también la zona de servidumbre de protección, que recae sobre la parte privada del litoral, midiendo de 20 a 100 metros, en función de si los terrenos estaban clasificados como urbanos o no a la entrada en vigor de la Ley de Costas de 1988.

En la provincia tinerfeña ya se ha deslindado el 92,11 % del litoral

Defender los criterios de la Ley de Costas choca en muchas ocasiones con los intereses particulares, como ocurrió en el caso de Cho Vito, en el municipio de Candelaria. También hay que destacar las concesiones que Costas otorga para “el emplazamiento de servicios públicos bajo el criterio de su especial interés” y cuya vigencia ha finalizado, como es el caso del Hotel El Médano, sobre el que ya se ha abierto un expediente de caducidad, ya que se prevé liberar de construcciones el espacio público. »

El pasado 24 de enero, el despacho de abogados Álvarez Abogados Tenerife, con el título ‘Costas inicia recuperación litoral en El Médano’, publica en su web:

« Costas inicia la recuperación de 92 propiedades en El Médano. Abarca los 3.208 metros lineales de litoral comprendido entre Punta de El Médano (el muelle) hasta la playa de La Pelada, incluyendo suelo de comunidades de vecinos y un hotel.

Costas y el Litoral de El Médano, Granadilla de Abona

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar inició el procedimiento para la recuperación posesoria del dominio público marítimo-terrestre en el tramo comprendido entre Punta de El Médano (el muelle de la localidad) y la playa de La Pelada, en la frontera con el Polígono Industrial de Granadilla.

El Servicio Provincial de Costas de Tenerife publica hoy la apertura del trámite de audiencia en el expediente a los titulares de las 92 propiedades que aparecen afectadas, al estar ubicadas dentro del espacio de dominio público situado en los 3.208 metros lineales de este litoral de Granadilla de Abona. »

Ese miso día, Radio Televisión Canaria se hace eco de la noticia con el titular ‘Casi un centenar de propiedades en El Médano podrían verse afectadas por Costas’, publicando en su web rtvc.es lo siguiente:

« Costas ha iniciado un procedimiento para la recuperación de un tramo de costa de El Médano, en el municipio tinerfeño de Granadilla. El problema se encuentra en que el deslinde que está establecido hasta ahora cambiaría. Se ampliaría y llegaría hasta zonas que ya están construidas. Este cambio podría afectar a 92 propiedades en más de 3.000 metros lineales.

Es la segunda vez que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medioambiente se pone en contacto con los propietarios de los inmuebles que podrían verse afectados. En 1998 recibieron la primera carta. Ahora, la segunda. Sin embargo, en este caso no están seguros de lo que podría pasar, ya que se ha iniciado el procedimiento para la recuperación del dominio público marítimo-terrestre de una parte de la costa de El Médano. 

Se trata de más de 3.200 metros del litoral de la costa de Granadilla. Desde La Punta, conocida como el muelle de El Médano, hasta la playa de Pelada. Entre las propiedades que pueden estar afectadas hay un hotel, varias comunidades de vecinos y propiedades del Ayuntamiento.

El proyecto fijará un nuevo deslinde marítimo terrestre, por lo que se ampliaría la demarcación que hasta ahora estaba establecida. Si es así llegaría hasta las zonas construidas. Aún así el procedimiento acaba de comenzar por lo que los titulares de las propiedades afectadas disponen de un mes para presentar las alegaciones, documentos y pruebas que fueran necesarias tanto para la sede del Ministerio como para las dependencias del servicio provincial de Costas y se examinará el expediente. »

(Continuará…)

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *