Cuando la Guardia Civil se juega la vida en acto de servicio

Cuando la Guardia Civil se juega la vida en acto de servicio

La misión principal de la Guardia Civil es garantizar la protección de l@s ciudadan@s frente a los actos delictivos que puedan amenazarlos, asegurar el cumplimiento de las leyes llevando ante la justicia a todo el que las incumpla, defender el libre ejercicio de los derechos y las libertades y preservar la seguridad ciudadana.

También tiene como misión la atención y auxilio a l@s ciudadan@s mediante la colaboración con los servicios de Protección Civil, la vigilancia del tráfico, protección de la naturaleza, rescate y ayuda en montaña y mar territorial y, en resumen, cualquier actuación que lleve al socorro, ayuda y protección de la ciudadanía.

La labor de la Guardia Civil en general es discreta, implica sacrificio y en no pocas ocasiones entraña peligro para sus vidas, lo que en cierto sentido puede también aplicarse al Cuerpo Nacional de Policía y a la Policía Local cada uno en su contexto. Sin embargo, este trabajo no suele ser justamente valorado ni reconocido en su verdadera dimensión por la ciudadanía cuya seguridad tiene el deber de proteger, jugándose en ocasiones la vida en cumplimiento de ese objetivo al que le vincula su profesión, como es el caso ocurrido el pasado mes de noviembre en las medianías de nuestro municipio (concretamente en la zona del Casco y Yaco), protagonizado por dos guardias civiles del puesto de Granadilla de Abona auxiliados por dos agentes de Playa de las Américas, publicado por ELDÍA.es con el titular ‘Cuatro detenidos tras una peligrosa persecución ayer en Granadilla’, que transcribimos a modo de reflexión y como claro ejemplo de lo expuesto:

« Dos guardias civiles del puesto de Granadilla, con apoyo de una patrulla de Las Américas, lograron detener en la madrugada de ayer a cuatro delincuentes habituales después de una peligrosa y accidentada persecución.

Los agentes del Instituto Armado fueron informados por policías locales de que en el casco de Granadilla había un coche con varios individuos en actitud sospechosa. La patrulla dio una batida y localizó el citado turismo. Desde ese momento, los ahora apresados, que supuestamente son autores de una oleada de robos en los municipios de Granadilla y San Miguel, se dieron a la fuga por un camino asfaltado que discurre entre las zonas de Vicácaro y Yaco. Los agentes iniciaron su persecución. Cuando el ancho de la vía lo permitió, la patrulla se puso a la altura del automóvil de los ladrones y el conductor de estos embistió al vehículo de los agentes.

Tras dicha maniobra, el turismo de los ahora arrestados sufrió un vuelco y un inmediato incendio en la zona de Yaco. Los dos guardias civiles procedieron a sofocar las llamas y a rescatar a los individuos. Sin embargo, estos agredieron a los funcionarios del cuerpo de seguridad y se dieron a la fuga a pie.

La citada patrulla era la única que estaba de servicio en la madrugada de ayer en la demarcación de Granadilla de Abona, por lo que los citados guardias pidieron refuerzos a la central y dos agentes del puesto de Playa de las Américas acudieron en su apoyo.

Los cuatro profesionales dieron una batida por la zona de Yaco y sus inmediaciones hasta que consiguieron localizar a los cuatro ocupantes del coche volcado.

Una de las hipótesis es que los citados individuos han protagonizado delitos contra el patrimonio por la zona de Granadilla Casco, San Isidro, El Médano, San Miguel o Las Chafiras.

Además, después de efectuar las consultas oportunas con las bases de datos, se comprobó que el coche en el que circulaban figuraba como sustraído y, además, llevaba placas de matrícula falsas. Los dos guardias civiles destinados en Granadilla de Abona sufrieron lesiones de carácter leve por la agresión de los arrestados y tuvieron que ser atendidos en un centro de salud. Los cuatro apresados están acusados de diferentes delitos, como conducción temeraria, atentado a agentes de la autoridad, hurto de uso de vehículo a motor y falsificación documental, entre otros. En breve, los acusados pasarán a disposición judicial. »

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *