Cosas de las Fiestas Patronales 2014

Cosas de las Fiestas Patronales 2014

● Hacer más con menos presupuesto ha sido un objetivo de los organizadores.

● El lema elegido en esta ocasión fue “Granadilla, un cruce de caminos”.

Las Fiestas Patronales en honor de San Antonio de Padua y de Nuestra Señora del Rosario es el único festejo de este tipo que organiza, desarrolla y financia en su totalidad el Ayuntamiento de Granadilla de Abona, ya que en las otras celebraciones patronales que se hacen por el resto de poblaciones del municipio el Ayuntamiento interviene cubriendo cuestiones como asesoramiento, seguridad, instalación de escenarios y cesión de material a cargo de las diferentes concejalías, pues dichas fiestas son organizadas, desarrolladas y en buena parte financiadas por una Comisión creada al efecto entre los vecinos. En este sentido, el Ayuntamiento concede a cada Fiesta una subvención que es administrada y justificada por la correspondiente Comisión y que está determinada por la cantidad de población a la que ésta va dirigida y por el programa de actividades a desarrollar.

Este año, el gasto de las Fiestas Patronales (aún no se sabe con exactitud a cuanto ha ascendido) se ha intentado reducir respecto al de 2013 que estuvo en torno a los 120.000 €, un esfuerzo que desde la Concejalía de Fiestas se quiere poner en valor ya que en la práctica “se puede hacer mucho con poco, algo que se solventa con ingenio e imaginación”, aplicándose este principio como un objetivo a conseguir que han asumido como organizadores y que, según la información de la que disponemos y a falta de confirmación, se ha logrado.

Como también viene siendo habitual desde que el actual concejal responsable, Óscar Delgado Melo, se hiciera cargo de las Fiestas Patronales, un lema marca el eje central de los festejos, que este año ha sido “Granadilla, un cruce de caminos”, indicando con ello su significado como punto de encuentro, origen y destino de caminos que tiene su sentido desde el punto de vista épico (tal es el caso de Magallanes, que en su vuelta al mundo hizo escala en nuestra costa), histórico (fue la “capital” del Sur), medioambiental (como es su red de senderos), patrimonial y etnográfico (como son los caminos reales que la surcan y se enlazan), religioso (como lo es la vinculación del Santo Hermano Pedro al municipio) o social (acoge e integra a gente de culturas y razas diversas), tal como lo reflejó el cartel alusivo en el que se recoge la tradición, los rasgos patrimoniales y la memoria histórica, social y cultural de nuestro municipio, como por ejemplo la torre de la Iglesia Parroquial, las varas de San Antonio, el viento y los colores de la vestimenta tradicional de Chasna.

Así como en pasadas ediciones se rindió homenaje a las Reinas de las Fiestas habidas en los últimos sesenta años (2012) o al orgullo de pertenecer al municipio con el eslogan “Yo soy Granadilla” (2013), este año fueron las costureras y sastres habidos a lo largo de la historia en el municipio quienes recibieron el homenaje en el acto de presentación de las Fiestas que en esta ocasión contó como pregonero con la figura del reconocido profesional de la comunicación en Canarias, el granadillero José Manuel Pitti González, director de Onda Tenerife, con el que tenemos el placer de contar como colaborador de este periódico y del que ya hemos recibido su primera contribución con el título Igualdad es progreso, a la cual remitimos a nuestros-as lectores-as. Su pregón estuvo cargado de emotivos recuerdos sobre su infancia feliz, su juventud, el periodismo y el deporte, mostrando su orgullo por ser chasnero y, particularmente, granadillero. Recordó los cines Gardi y Novedades; la Academia y la posterior construcción del actual Instituto de Granadilla; los juegos infantiles de una generación que, aunque sin las nuevas tecnologías, era atrevida y revolucionaria; la atracción que desde muy pequeño sintió por el periodismo y la comunicación, así como sus inicios en el histórico periódico vespertino La Tarde, donde tuvo el placer de relatar los éxitos del Atlético Granadilla en el campo de fútbol junto al cementerio…

Fueron más de cincuenta las costureras y sastres del municipio homenajeados, cuyo reconocimiento y puesta en valor se plasmó en una exposición realizada en el Convento de San Francisco denominada “Granadilla entre hilvanes”, en la que se recreó cómo desarrollaban su labor de costura, diseño y confección, rindiéndose así cumplida consideración a estas personas que con su esfuerzo contribuyeron al engrandecimiento del municipio haciendo una moda de cercanía al alcance de todos.

Otro aspecto a resaltar y que viene siendo habitual a raíz que el nuevo concejal se hiciera cargo de la Concejalía de Fiestas, es la confección de más de 11.000 metros de banderolas que decoraron las principales calles de la Villa a partir de telas de reciclaje, una iniciativa comprendida dentro del proyecto participativo denominado “Granadilla está en Fiestas”, en el que diversos colectivos y asociaciones del municipio intervienen de manera desinteresada ejecutando trabajos como éste de las banderolas, sobre el que tendremos ocasión de informar en otro momento profundizando más en sus objetivos.

Asimismo, como un acto comprendido dentro de la tradicional Feria de Artesanía, hubo un reconocimiento a la artesana Isidra Dorta por su trayectoria en la promoción y rescate de las recetas y preparación de los dulces tradicionales de la comarca de Chasna, un importante trabajo que ha permitido conservar y recuperar una costumbre repostera cuyos productos se pueden conseguir en el Mercado del Agricultor de Granadilla al que Isidra está asociada.

Por último, destacar la principal actividad y la que más gente congrega, como es la tradicional Romería que este año cumplió su 38ª edición y que es una referencia no sólo por su antigüedad sino por su capacidad de convocatoria. Como viene siendo habitual, las altas temperaturas registradas a lo largo de la jornada no fue un obstáculo para congregar a más de 15.000 personas (según datos de la web del Ayuntamiento) en torno a las cerca de treinta carrozas y más de veinte agrupaciones musicales participantes, que disfrutaron de la calificada como mayor romería del Sur. Destacar que las ofrendas de las carrozas participantes al Santo Patrón, consistentes en alimentos, acaban finalmente siendo entregadas a Cáritas para su distribución entre la población más necesitada.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *