‘Castillos Hinchables’, ‘Taller de Pancartas’ y ‘Animación Infantil’, este lunes en Los Abrigos dentro de la programación de ‘Sansofé 2019’

‘Castillos Hinchables’, ‘Taller de Pancartas’ y ‘Animación Infantil’, este lunes en Los Abrigos dentro de la programación de ‘Sansofé 2019’

Comprendidas en la programación de ‘Sansofé 2019’, en la plaza de la Iglesia de Los Abrigos se desarrollan este lunes día 15 de julio, a partir de las 16:00 horas las siguientes actividades:

  • ‘Castillos Hinchables

  • ‘Taller de Pancartas’.

  • ‘Animación Infantil’ a cargo del cantautor educativo Güicho.

Resultado de imagen de güicho estévez

El músico, niño, maestro, compositor y padre Güicho (José Luis Estévez Ramón) está hecho de cada uno de los municipios de estas Islas y de cada uno guarda un amigo, un recuerdo, un colegio, una plaza, un teatro, un festival… A donde lo llaman va, despliega las páginas de un cuento, suenan los acordes de su guitarra y, de pronto, nuestro mundo desaparece. Sólo existe un escenario en el que tod@s somos niñ@s otra vez.

No se trata de sentarse a observar. No puedes despistarte un segundo. Tu mente, tus ojos, tus manos, tu cuerpo y tu voz son, junto a él, los únicos protagonistas. Poner a prueba tu coordinación, memoria, concentración, imaginación, desparpajo y alegría son su meta. Libros, canciones, movimiento, atención, ritmo, creatividad y diversión son sus trucos. Y es que se respira la misma magia que cuando nos sorprendían las historias que nos contaban cuando chicos o de cuando, todavía hoy, se apagan las luces y se levanta el telón. Es la misma sensación.

Resultado de imagen de güicho estévez

Güicho va introduciendo, una tras otra, actividades muy diferentes en torno a un núcleo vertebrador y con una temática concreta para lograr que aprendamos y conozcamos mucho más sobre el tema del que se trate. Y es que es ese su verdadero objetivo, despertar en nosotros el deseo de aprender. Un día alguien le preguntó que cuál era exactamente su profesión, que dónde y cómo había aprendido a hacer todo aquello, y él contestó, como siempre, al instante… con una enorme sonrisa.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *