Top Ad

El ‘caso Rypaig’ (II)

El ‘caso Rypaig’ (II)

(…Continuación)

El 2 de enero de 2012, con el título ‘El proyecto de reindustrialización y actividad industrial en el polígono de Granadilla continúa avanzando’, la web municipal www.granadilladeabona.org publica lo siguiente:

« El proyecto Rypaig (Reindustrialización y Potenciación de la Actividad Industrial de Granadilla) continúa ejecutándose en el polígono industrial. La pasada semana, el alcalde, Jaime González Cejas, procedía a la firma de la adjudicación de las obras de la II Fase que seguirá siendo gestionada por la empresa pública de Granadilla de Suelo Sur (GRASUR S.L.) y supone una inversión económica de 3.211.000 euros.

González Cejas argumenta que con esta adjudicación continuarán los trabajos consistentes en la construcción de los edificios A y B y mejoras en el C, en la parcela donde se ubicará el vivero de empresas previsto en este proyecto, y con el que el Ayuntamiento trata de potenciar la actividad industrial y la generación de puestos de trabajo en el polígono entre la población del municipio.

El regente local señala que se trata de un proyecto ilusionante que propiciará que nuestros empresarios tengan donde desarrollar su actividad, se potenciará el polígono y se creará actividad económica. El polígono industrial de Granadilla de Abona, con una extensión de 700 hectáreas, es un eje estratégico del sector industrial en la Isla de Tenerife, que acoge actividades que van desde la generación de energía para toda la Isla hasta las de carácter industrial innovadoras como es el caso de las energías renovables, “y este proyecto será, sin lugar a dudas, una alternativa a la economía del municipio diferente al sector de la construcción”.

De esta forma se continúa avanzando en este proyecto como la mejor forma de crear riqueza y desarrollo para Granadilla de Abona, para el que se cuenta en esta fase con una subvención del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de 251.000 euros y un préstamo de 2.500.000 euros sin intereses que será gestionado por GRASUR y nace con la finalidad de crear trabajo por cuenta ajena a través de la puesta en funcionamiento de un centro de emprendedores en el sector industrial y de la I+D+i.

Entre los fines de esta actuación municipal figuran la creación del Centro de Desarrollo Industrial y Tecnológico de Granadilla (CDIT), que se ubicará en varias parcelas cedidas por el Ayuntamiento de Granadilla a GRASUR, con el objetivo de que en ellas se lleven a cabo las actuaciones del RYPAIG. Con este proyecto se fomentará el desarrollo de centros o viveros de empresas ‘naves nido’ para apoyar el nacimiento de pymes, a las que además de ofrecerse un espacio físico para el desarrollo del proyecto empresarial, se ofertarán los servicios compartidos como soporte administrativo, asesoría, formación y oficina, entre otros. »

El 1 de octubre 2015 el entonces Alcalde, Jaime González Cejas, hizo referencia a la importancia del proyecto RYPAIG durante la celebración de una jornada organizada por el CEST en el auditorio del ITER, que recogió elperiodicodecanarias.es en un artículo con el título ‘Granadilla de Abona lidera el desarrollo industrial, tecológico y científico de la Isla, en el que decía:

« Jaime González insiste en la coordinación de todas las administraciones para avanzar conjuntamente durante la jornada sobre infraestructuras del Sur en el ITER.

Hay que poner el reloj a la misma hora” apuntó el alcalde de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, aludiendo a la necesidad de que “todas las administraciones caminen de forma coordinado y conjunta por un objetivo común: el desarrollo industrial, tecnológico y científico de Tenerife, que debe liderar Granadilla de Abona”. Así lo manifestó el mandatario granadillero durante la celebración esta tarde de la jornada sobre ‘Las infraestructuras en el Sur: Presente y Futuro’ en el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables de Tenerife (ITER), organizada por el Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST).

González Cejas esbozó que el futuro de la Isla se juega en Granadilla de Abona, donde se encuentra localizada la plataforma logística del Sur, con infraestructuras relevantes para el presente y futuro del Sur y de la Isla como el polígono industrial, el ITER, el Parque Científico y Tecnológico de Tenerife (PCTT) y la planta regasificadora proyectados en la zona, el puerto y el aeropuerto. “Debemos remar todos en la misma dirección, porque lo que ocurra en Granadilla de Abona será crucial en los próximos años” puntualizó.

También destacó la posibilidad de utilizar el proyecto Rypaig (Reindustrialización y Potenciación de la Actividad Industrial de Granadilla), de inversión municipal, como instrumento en esa carrera de desarrollo y crecimiento, y de la necesidad de dar a conocer y poner en valor entre el empresariado y el público en general el trabajo que se desarrolla en el polígono y el ITER. Otro pilar importante, matizó el alcalde, es el capital humano y la apuesta por la formación y la cualificación, de que la Universidad se acerque y de que esta parte de la isla se convierta en un campus universitario de formación profesional y de investigación.

La jornada celebrada en el ITER tenía como finalidad que el empresariado del Sur pueda tener una visión de la situación en que se encuentran dichas infraestructuras y por donde se espera que vayan en el futuro a corto, medio y largo plazo. Para ello se contó con las ponencias del director gerente del polígono industrial, Gerardo López; el director gerente del ITER, Manuel Cendagorta; el consejero de Innovación del Cabildo de Tenerife, Antonio García Marichal; el director de proyectos de Enagas, Tomás Arrieta; el director del Aeropuerto Reina Sofía Tenerife Sur, Santiago Yus, el director de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, José Rafael Díaz, y el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso. »

Sobre el proyecto Rypaig no se vuelve a hacer mención públicamente por parte del Ayuntamiento hasta diciembre de 2016 en que el nuevo Alcalde, José Domingo Regalado, se refiere al mismo en la siguiente felicitación navideña publicada por Tenerife Sur Ahora:

« Desde Granadilla de Abona, el grupo de gobierno que presido, deseamos que 2017 y los años venideros sean los años en que nuestro municipio aspire a convertirse en el motor al que está llamado a ser: el centro neurálgico y estratégico de Canarias desde el punto de vista económico y social. Afronto con ilusión esta andadura en la que trabajamos para reactivar nuestra economía. Contamos con un polígono que posee la mayor reserva de suelo industrial de la Isla, sobre el que tenemos que dirigir nuestros esfuerzos para convertirlo en motor económico del municipio y de creación de empleo para los granadilleros y granadilleras.

La diversificación de la economía y el saber aprovechar el posicionamiento de Granadilla de Abona en el contexto de Tenerife es clave para ser foco de atracción de inversiones. El proyecto Rypaig (Reindustrialización y Potenciación de la Actividad Industrial de Granadilla de Abona) será, el próximo año, una de las herramientas que permitirán caminar en esa dirección, con la creación de un vivero de empresas como dinamizador de la economía municipal… »

Es en abril de 2017 cuando salta a la luz el ‘caso Rypaig’ a partir de que los medios informativos se hacen eco de la reclamación al Ayuntamiento de Granadilla de Abona, por parte de la Agencia Tributaria, de 2,5 millones de euros correspondientes a un préstamo concedido por el ICO y de 251.120 euros de una subvención del Ministerio de Industria, con sus correspondientes intereses, al haberse pasado el plazo establecido sin que se ejecutara el proyecto, que el día 26 recogía ELDÍA.es en un artículo titulado ‘Gobierno y PSOE se culpan de tener que devolver 3,5 millones’, donde decía:

« La Agencia Tributaria reclama al Ayuntamiento de Granadilla de Abona la devolución de los 2,5 millones de un préstamo otorgado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la subvención de 251.120 euros aportada por el Ministerio de Industria para materializar el proyecto “Reindustrialización y potenciación de la actividad industrial en Granadilla (Rypaig)”. Se trata de un vivero de empresas cuya obra debió concluir en 2012 en el Polígono Industrial Granadilla de Abona y que cinco años después sigue inconclusa. A estas cuantías se suman los intereses, por lo que el consistorio tiene que devolver al Gobierno central 3,5 millones.

“Aquellos que tanto han alardeado de la maravillosa senda socialista son los mismos a los que todos los vecinos les tenemos que agradecer este varapalo a las arcas municipales”, aseguraba el alcalde, José Domingo Regalado, quien responsabilizó directamente a “la ineficacia y la dejadez del presidente y consejero de Grasur (empresa municipal que promovió el proyecto), el concejal Juan Rodríguez Bello”, y al entonces alcalde, Jaime González Cejas. “Una situación gravísima con consecuencias directas para el municipio, que recaerán directamente sobre los ciudadanos y cuya responsabilidad es del gobierno anterior”, concluyó el regidor.

Juan Rodríguez, portavoz del PSOE, responsabiliza al actual presidente de la empresa pública municipal Grasur, José Domingo Regalado, de “la nefasta gestión del expediente” y acusa al portavoz de CC, Jacobo Pérez, de “mentir de forma descarada para esconder su incompetencia como gestor público”.

Juan Rodríguez afirma que en noviembre de 2016, casi dos meses después de la moción de censura que colocó a CC en la Alcaldía, el Ministerio de Industria notificó la resolución de reintegro de la subvención y el préstamo. “No fue recurrida en tiempo y forma por CC, lo que supone una dejación de funciones que obliga tanto a la devolución inmediata del préstamo y de la subvención como al pago de más de medio millón de euros en concepto de recargo de apremio”.

El concejal afirma que el PSOE “dejó la obra adjudicada en agosto de 2016 para su puesta en funcionamiento a finales del mismo año, pero fueron incapaces de esgrimir estos argumentos ante el Ministerio de Industria para paralizar el expediente de devolución”.

El portavoz socialista anuncia que su grupo solicitará la constitución de una comisión de investigación que dirima las responsabilidades que procedan y exige “la dimisión inmediata de Jacobo Pérez por mentir” cuando afirmó que ni había expediente, ni contratación, ni obra en marcha, “cuando la misma (la fase 3) fue adjudicada desde agosto de 2016”. »

El 1 de mayo, con el título El PSOE pide que dimita el edil de Hacienda por la gestión de Rypaig’, ELDÍA.es volvía a publicar otro artículo sobre el asunto insistiendo en la mutua acusación sobre la responsabilidad de la devolución de estas cantidades mantenida por ambos concejales portavoces, Juan Rodríguez Bello (PSOE) y Jacobo Pérez Cabrera (CC), en el que decía:

« Juan Rodríguez Bello, portavoz del Grupo Municipal Socialista, pide la dimisión o destitución del concejal de Economía, Hacienda y Desarrollo Económico, Jacobo Pérez, por la gestión del proyecto Reindustrialización y Potenciación de la Actividad Industrial de Granadilla (Rypaig). Al no estar concluido en el plazo previsto, la Agencia Tributaria reclama al Ayuntamiento granadillero la devolución íntegra de una subvención del Ministerio de Industria de 251.120 euros y un préstamo del Instituto de Crédito Oficial (ICO) de 2,5 millones, además de los intereses de demora y recargos. O sea, unos 3,5 millones de euros.

El concejal socialista recuerda que suscribió el contrato para realizar la tercera fase de este proyecto el 31 de agosto de 2016, casi un mes antes de la moción de censura que desalojó al PSOE del gobierno municipal. Firmó en su condición de vicepresidente y consejero delegado de Grasur.

Con posterioridad, en el expediente de este proyecto aparece una propuesta de liquidación de las obras correspondientes a esta fase que contempla las fechas de inicio (27 de septiembre de 2016) y de terminación (27 de enero de 2017). Y otro documento más. La providencia de apremio de la Agencia Tributaria en la que consta que el plazo de pago en período voluntario finalizó el 20 de enero de 2017 (cuatro meses después de la moción de censura), motivo por el cual se establece un recargo de apremio en contra de Grasur por importe de 496.540,69 euros.

Rodríguez Bello acusa al portavoz de Coalición Canaria, Jacobo Pérez, de “mentir de forma descarada para esconder su incompetencia como gestor público”.

La situación recuerda a la vivida en 2015, cuando el Ayuntamiento de Granadilla de Abona (gobernado entonces por el PSOE) cumplió, el 31 de diciembre, la sentencia en firme del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que lo condenó a devolver a la compañía Endesa los seis millones de euros que pagó -mientras gobernaban el municipio CC, PP y Sí se Puede- por la licencia de la obra para la instalación del ciclo combinado en la central eléctrica ubicada en el Polígono Industrial de Granadilla, así como los intereses devengados desde 2010.

Pérez culpa a Rodríguez

El portavoz del grupo de gobierno de Granadilla de Abona, Jacobo Pérez Cabrera, acusa al Grupo Municipal Socialista y responsabiliza al entonces responsable de Urbanismo y presidente de la empresa pública municipal Grasur, Juan Rodríguez Bello, “de que las arcas públicas tengan que devolver una subvención y un préstamo de 3,5 millones de euros por no cumplirse con la ejecución del Rypaig (Reindustrialización y Potenciación de la Actividad Industrial en Granadilla) en el Polígono Industrial”, proyecto subvencionado por el Ministerio de Industria.

Desinterés y desidia

Jacobo Pérez asegura que “debido al desinterés y la desidia socialista, que no gestionó y cumplió con los plazos estipulados”, el consistorio tendrá que devolver ese dinero “con recargos”. El pasado 12 de abril la Agencia Tributaria recabó al Ayuntamiento su abono antes del pasado 20 de abril. El concejal de Hacienda y de Economía explica que “en estos momentos estamos trabajando para buscar las fórmulas que menos afecten a la estabilidad presupuestaria, debido a una gravísima negligencia, que avalan los técnicos municipales, y que es responsabilidad única y exclusivamente del grupo socialista”. »

Con el título ‘El pleno resuelve los expedientes de Clusa y del Rypaig a través de una modificación presupuestaria de 4 millones de euros’, el 22 de mayo de 2017 el Ayuntamiento publica en su web institucional www.granadilladeabona.org la siguiente noticia:

« El pleno municipal del Ayuntamiento de Granadilla de Abona ha aprobado el viernes (19 de mayo), en sesión extraordinaria y por unanimidad, una modificación presupuestaria de crédito extraordinario con cargo al remanente líquido de tesorería por un importe global de 4.003.979,62 euros, con el que se resuelven los expedientes del Rypaig (Reindustrialización y Potenciación de la Actividad Industrial en Granadilla) y de la empresa Clusa.

El concejal de Economía y Hacienda, Jacobo Pérez, explica que se da cumplimiento, por un lado, al requerimiento de Hacienda del expediente de reintegro total del Rypaig, de 3.370.000 euros. Agrega que de esta forma “se solventa una situación que generaba una gran preocupación por las posibles repercusiones negativas a las arcas públicas”.

Hay que recordar que el Rypaig es un edificio con modernas instalaciones, entre ellas, un vivero de empresas, salas de oficinas y de reuniones y un auditorio, que recibió una subvención del Ministerio de Industria, y que debido a que no se cumplieron los plazos de ejecución, fijados en 2012, se ha tenido que proceder a su devolución, junto con el préstamo, los intereses de demora y recargos de apremio… »

(Continuará…)

 

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *