Top Ad

El aviso de un testigo, fundamental para la detención por policías locales de dos jóvenes y un menor por robos en cinco vehículos y un domicilio en el Casco

El aviso de un testigo, fundamental  para la detención por policías locales de dos jóvenes y un menor por robos en cinco vehículos y un domicilio en el Casco

Una patrulla conformada por dos policías locales detuvo la madrugada del pasado día 15 a dos jóvenes de 22 años y a un menor de 17 tras haber llevado a cabo robos con fuerza en cinco vehículos y una vivienda en diferentes puntos del Casco. Mientras los dos ‘amigos de lo ajeno’ mayores de edad cometían los actos desplazándose a pie, el menor lo hacía en bicicleta.

Para la localización y posterior detención de los delincuentes fue fundamental la colaboración ciudadana, pues un vecino residente en la avenida Mencey de Abona avisó a la Policía Local de que dos personas habían salido corriendo al saltar la alarma de un vehículo en el que habían intentado robar, lo cual resultó clave para que una patrulla consiguiera localizar a los implicados, proceder a su detención y esclarecer los hechos.

Tras recibir el aviso, una patrulla de la Policía Local que se hallaba realizando su servicio en Charco del Pino acudió rápidamente a la avenida Mencey de Abona donde comprobó que un Peugeot Partner tenía la puerta trasera derecha abierta, localizando posteriormente un Renault Mégane con las luces de emergencia encendidas y el cableado forzado.

Continuando con las pesquisas, tres cuartos de hora después de la primera alerta recibida, las dos policías locales que conformaban la patrulla encontraron a tres jóvenes en la calle San Francisco, dos a pie y uno en bicicleta, tirando este último al verlas un objeto bajo un coche (que resultó ser un destornillador) y salió huyendo, consiguiendo escapar aunque lo siguieron, pero que desde el primer momento estaba identificado y las agentes sabían dónde residía.

En cuanto a los mayores de edad, uno de ellos, identificado como J.J.D.H., llevaba guantes de obra y una mochila negra con un teléfono móvil. El otro, A.J.P.R., que llevaba una llave inglesa y un destornillador, acabó confesando que habían robado en un total de cinco vehículos (los mencionados Peugeot Partner y Megane, un Ford Fiesta, un Peugeot 206 y un Toyota Hiace) y en una vivienda de la que se habían llevado un teléfono móvil y una tableta. Ambos jóvenes, que llegaron a robar una puerta de aluminio que tenían pensado vender al día siguiente en una recuperadora de metales, fueron arrestados ante el reconocimiento de los hechos.

Tras haber escapado, el menor de edad fue localizado de nuevo escondido en el maletero de un coche a unos 50 metros de su casa, volviendo a huir hacia su domicilio al ser detectado por las agentes, donde finalmente fue de nuevo localizado y arrestado, informando de ello a la Fiscalía de Menores, mientras los dos mayores de edad fueron puestos a disposición judicial.

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *