Top Ad

‘Agua desalada’ para abastecer a San Isidro

‘Agua desalada’ para abastecer a San Isidro

Ante la progresiva reducción de los recursos hídricos en el Sur de la Isla y la creciente demanda de agua, el Cabildo Insular a través del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) ejecuta la impulsión de agua desalada a San Isidro (que cuenta con una población superior a los 20.000 habitantes) para garantizar su abastecimiento en el futuro.

Los trabajos se encomendaron a la empresa pública Gestión Insular de Aguas de Tenerife (Gesta) y fueron adjudicados a Satocan para su ejecución por 1.449.083,64 euros. “El plazo teórico (14 meses) acaba en septiembre de 2018, pero la previsión es que concluyan en junio”, indicó el pasado mes de marzo el consejero de Aguas del Cabildo Insular, Manuel Martínez, pues los trabajos (consistentes en la colocación 2.700 metros de tubería, entre otros) de infraestructura necesarios para poder impulsar el agua desalada hasta el depósito de Yaco ya estaban bastante avanzados.

Por su parte, el vicepresidente y consejero de Cooperación Municipal, Aurelio Abreu, tras destacar la labor desarrollada por el CIATF resaltó la importancia de diversificar las fuentes de obtención agua (en este caso a través de la desalación) para preservar los recursos acuíferos que están disminuyendo y poder hacer frente al aumento de la demanda.

El Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) es un Organismo Autónomo de carácter administrativo adscrito al Cabildo Insular de Tenerife cuya misión es la de dirigir, ordenar, planificar y gestionar de manera unitaria las aguas de la isla de Tenerife. Es una entidad de derecho público con personalidad jurídica propia que asume la realización de las tareas descritas contando con plena autonomía funcional.

Esta Administración Hidráulica Insular está dotada de unas características especiales frente a otros Organismos Autónomos Locales de igual carácter, y tiene como aspecto más relevante que está participada en un 50% por los sectores privados (concesionarios y titulares de aprovechamientos, agricultores, consumidores y usuarios, empresarios y sindicatos) más estrechamente vinculados con el agua, mientras que el otro 50% está integrado por representantes de la Administración Pública (Cabildo Insular, Ayuntamientos, Gobierno de Canarias y concesionarios de servicios públicos).

El CIATF comenzó su andadura en julio de 1992, una vez que sus Estatutos fueron aprobados por el Gobierno de Canarias y, tras un dilatado proceso de transferencia de funciones, servicios, medios personales y materiales, asumió plenamente sus competencias el 1 de julio de 1995.

La actuación consistente impulsar agua desalada al depósito de Yaco para abastecer la demanda existente en San Isidro, forma parte de la planificación de los sistemas territoriales de infraestructuras para el suministro de agua desalada que se recoge en el Plan Hidrológico de Tenerife diseñado por el CIATF, que en el caso de la comarca de Abona se completó con la realización de las infraestructuras necesarias consistentes en estaciones de bombeo y depósitos que permiten elevar el agua desalada producida en la Estación Desaladora de Agua de Mar (EDAM) de Granadilla hasta cotas superiores a los 400 metros, consiguiendo así aumentar la eficacia de la distribución de agua desalada para los municipios de esta comarca.

En este caso, se colocaron estaciones de bombeo y depósitos a cota inferior para, en un periodo de plazo con horizonte en 2027, ir rebombeando parte del agua hasta alcanzar las cotas más altas posibles para su abastecimiento.

La Estación Desaladora de Agua de Mar (EDAM) de Granadilla, entregada en diciembre de 2016 al Cabildo de Tenerife por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias para la gestión de su explotación a través del Consejo Insular de Aguas en colaboración con los ayuntamientos de Arico, Granadilla de Abona y San Miguel, ha sido construida para satisfacer la demanda de agua en la comarca de Abona y utiliza tecnología de ósmosis inversa para producir agua de gran calidad con una notable eficiencia energética.

Dicha infraestructura supuso una inversión de 29 millones de euros, tiene una capacidad de producción de 14.000 metros cúbicos al día y, además de poder abastecer a una población de unos 56.000 habitantes, tiene una gran importancia para los agricultores de la zona ya que permitirá aumentar los recursos para el riego y, en consecuencia, abaratar el coste del agua para este fin.

En el siguiente enlace se puede visualizar el vídeo en el que se explican las características de la infraestructura: https://www.youtube.com/watch?v=BkBZ6YNwcFE

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *